NEWS & EVENTS

Print
RSS

Los Rams estarán frescos para recibir a los Falcons el sábado

Posted Jan 1, 2018

El juego contra los campeones defensores de la NFC promete ser el más atractivo del fin de semana de comodines

Los Rams dieron un gran paso en la semana 16 cuando consiguieron anticipadamente el campeonato de la División Oeste de la Conferencia Nacional. Eso les otorgó el lujo de poder descansar a casi todos sus jugadores titulares el domingo contra San Francisco -una derrota de 34-13 ante los 49ers- y esperar con tranquilidad para conocer a su rival en los playoffs.

Para dar su siguiente paso ya en la postemporada, los Rams van a tener que superar nada menos que al equipo que en febrero pasado se quedó a sólo 57 segundos de ganar el Super Bowl. Y claro, para entonces los Rams van a jugar con lo mejor que tienen.

El debut de los Rams en playoffs en esta nueva etapa de la franquicia será el sábado a las 5:15 pm (PT) en contra de los Falcons de Atlanta, que obtuvieron su clasificación el domingo al derrotar a Carolina 22-10.

Tras el final del partido en el Memorial Coliseum todo hacía indicar que serían los Panthers de Cam Newton quienes visitarían L.A. en la semana de comodines, pero una voltereta de los Buccaneers de Tampa Bay al anotar faltando 9 segundos les quitó el triunfo a los Saints y eso cambió los duelos de playoffs, quedando Rams (11-5) como terceros sembrados de la NFC a pesar de su descalabro y los Falcons (10-6) como sextos. Nueva Orleáns (11-5) y Carolina (11-5) jugarán el otro duelo de comodines de la conferencia. Filadelfia (13-3) y Minnesota (13-3) descansarán.

“Pienso que cualquiera de esos equipos contra los que podíamos enfrentarnos presentan retos. Y con Atlanta no es distinto”, comentó el quarterback Jared Goff, una de las estrellas de los Rams que ni siquiera se uniformaron para el juego final de la temporada regular. “Y va a ser un juego divertido. Estamos emocionados de estar en ese partido”.

La última vez que los Rams jugaron como locales un juego de playoffs en el sur de California fue el 4 de enero de 1986 contra Dallas, al que derrotaron 20-0 en Anaheim. Eso fue 20 días antes del nacimiento del entrenador en jefe Sean McVay.

“Sabemos que es un gran reto jugar contra los campeones reinantes de la NFC”, dijo McVay. “Va a ser un enorme desafío, pero uno por el que nuestros jugadores están muy motivados”.

El regreso de los playoffs de la NFL a Los Ángeles luego de tanto tiempo, el duelo entre dos equipos con ataques explosivos y el horario de sábado por la noche en un histórico escenario son factores que convierten el encuentro Rams-Falcons en el platillo tal vez más atractivo de toda la ronda de comodines. El juego será transmitido a nivel nacional por NBC.

Los suplentes batallaron

Sean Mannion inició como quarterback en lugar de Goff y desde un principio se le vio falto de ritmo y de coordinación con sus receptores, lo cual era totalmente lógico. Completó 20 de sus 34 pases para 169 yardas. No le ayudó que algunos pases fueran soltados por sus receptores. También sufrió tres capturas y un fumble.

Mike Thomas fue el que mejor lo hizo al ataque con 3 recepciones para 75 yardas, incluyendo una jugada de 50 yardas antes del medio tiempo que puso la mesa para que el pateador Sam Ficken conectara uno de sus dos goles de campo, ambos cortos (23 y 21 yardas). Al menos Ficken, quien ha tomado el lugar del lesionado Greg Zuerlein, no falló esta vez (también hizo un punto extra), aunque sus intentos no tuvieron alto grado de dificultad.

San Francisco llegó al partido con una racha de cuatro victorias desde que Jimmy Garoppolo es su quarterback y rápidamente mostró su dinamismo ofensivo con 10 puntos en las primeras dos series, la segunda de ellas culminada por un pase a Marquise Goodwin de 8 yardas.

Goodwin saldría lesionado en el segundo periodo a consecuencia de un peligroso golpe en la cabeza de parte del defensivo profundo Blake Countess, quien al tratar de impedir una recepción se le fue con todo para castigarlo. Fueron minutos de suspenso en los que el receptor de los 49ers permaneció en el campo antes de ser sacado muy maltrecho a bordo de un vehículo. Countess tampoco continuó al ser sometido a protocolo de conmoción cerebral.

Tras el susto, los 49ers anotaron en carrera de 8 yardas de Carlos Hyde, en una acción tipo rugby en la que la pila de jugadores cruzó la línea de gol para poner el marcador 20-3. Cuando Hyde agregó otra carrera de touchdown en el tercer periodo (27-6) el partido quedó prácticamente liquidado.

Dunbar y Peterson

La ofensiva de los Rams pudo llegar a la tierra prometida cerca del final del juego con una carrera de 8 yardas de Lance Dunbar, su primer touchdown con este equipo, tras una serie de 72 yardas en 15 jugadas.

Garoppolo, que aún no pierde en su carrera como quarterback abridor (7-0 incluyendo dos inicios con Nueva Inglaterra), completó 20 de sus 33 pases para 292 yardas, con dos envíos de anotación y dos interceptados, ambos por el joven profundo Kevin Peterson.

El jugador de segunda temporada fue el mejor de los Rams en el partido y tras conocerse que el esquinero Troy Hill no pudo completar el juego por protocolo de conmoción, el entrenador McVay dijo que Peterson podría aparecer en la rotación del perímetro en el juego contra Atlanta.

Plan inteligente de McVay

Entrevistado en el vestidor después del partido, el receptor Robert Woods hizo eco de la opinión generalizada de su equipo: descansar a los jugadores titulares fue una decisión inteligente de McVay.

“Pienso que funcionó a nuestro favor. Pudimos cuidar a algunos de nuestros jugadores para que sanaran de algunas lesiones, muchos pudieron descansar”, dijo Woods. “Pienso que lo de hoy ayudará a muchos jugadores para que se puedan preparar esta semana y estar realmente listos para estar a toda velocidad (contra Atlanta)”.

Velocidad es uno de las características de los Falcons tanto ofensiva como defensivamente. Destacan al ataque por supuesto el quarterback Ryan, el receptor Julio Jones y los corredores Devonta Freeman y Tevin Coleman.

En su juego del domingo contra Carolina, Ryan completó pases para 317 yardas y un touchdown. Jones tuvo 5 recepciones para 80 yardas, mientras Freeman y Coleman corrieron apenas para 46 yardas combinadas, pero atraparon entre ellos 11 pases para otras 99. A la defensiva, Vic Beasley tuvo una captura y el profundo Robert Alford logró uno de tres pases interceptados a Cam Newton.

Atlanta cerró fuerte

Sin embargo, esta temporada los Falcons no han sido los mismos de hace un año. Entre las semanas 4 y 9 apenas ganaron un partido, y aunque cerraron con seis triunfos en sus ocho juegos finales su ataque no pudo carburar del todo bien. Se nota que echan de menos a Kyle Shanahan, el hombre que era su cerebro ofensivo y que ahora es el entrenador en jefe justamente de los 49ers.

El antecedente inmediato entre Rams y Falcons no les trae buenos recuerdos a los angelinos. El 11 de diciembre de 2016 Atlanta masacró a los Rams 42-14 en el Coliseum, un juego en el que hubo cinco balones entregados por L.A., incluyendo dos que fueron devueltos para anotaciones, además de 11 castigos para 105 yardas.

“No podemos esperar para empezar a preparar el juego”, dijo McVay.

Se viene la hora de la verdad y los Rams prometen estar listos para empezar a escribir su historia.