La ofensiva de los Rams no pudo hacer su trabajo

Luego de ser dejados en tan solo un gol de campo por la defensa de los New England Patriots en el Super Bowl LIII, a los Rams no les queda más que asimilar el doloroso golpe, aprender de él y mirar al frente.

Los Patriots conquistaron su sexto Super Bowl para empatar el récord de Pittsburgh al derrotar 13-3 a Los Ángeles en una batalla defensiva en la que el ataque dirigido por Jared Goff realmente nunca pudo acercarse a la zona de anotación.

En el 17º aniversario del primer Super Bowl ganado por Tom Brady y los Patriots –contra los Rams–, New England volvió a llevarse el triunfo, propinando a los Rams su tercera derrota en cuatro juegos por el Trofeo Vince Lombardi.

“Me siento muy entumido en este momento, pero definitivamente me ganaron en el duelo de estrategia. No hice un trabajo ni siquiera cercano a ser suficientemente bueno para nuestro equipo”, dijo el entrenador Sean McVay.

“Este juego se va a quedar conmigo y arde en las tripas. Como dije, me siento como entumido, pero quiero mucho a estos jugadores y entrenadores. Ahí es donde realmente (la derrota) te come por dentro porque sientes que no hiciste tu parte para ayudarles a tener éxito”, agregó el entrenador más joven en dirigir en un Super Bowl (33 años).

El juego se resolvió a la mitad del cuarto periodo, cuando el marcador estaba 3-3 luego de goles de campo de Stephen Gostkowski por los Patriots en el segundo periodo (42 yardas) y Greg Zuerlein en el tercero (53 yardas).

Pases de Tom Brady a Rob Gronkowski de 18 y 29 yardas ayudaron a New England a llegar a la yarda 2, desde donde el corredor Sony Michel anotó para una ventaja de 10-3 restando 7:00 minutos de partido.

Los Rams lograron cruzar el medio campo en la serie inmediata gracias a pases de Jared Goff (19-38, 229 yardas) a Brandin Cooks para 19 yardas, a Josh Reynolds para 11 y a Robert Woods para 17.

Sin embargo, en segunda oportunidad desde la yarda 44, Goff forzó sobre la carrera a su derecha un pase profundo a la esquina. El envío no llevaba la suficiente fuerza porque el mariscal de campo no estaba bien plantado al momento de lanzar y el defensivo profundo Stephon Gilmore se elevó por delante del receptor Brandin Cooks para interceptar sobre la yarda 4 cuando restaban 4:17 minutos.

Goff se responsabilizó del pase interceptado: “Eso fue mi culpa. No puedo ponernos en esa situación… Fue una mala decisión mía y tengo que ser mejor que eso”.

A continuación, los Patriots aprovecharon la entrega y lograron correr el balón contra una defensa tal vez un poco agotada en ese punto. Luego de avanzar 72 yardas en 9 jugadas, Gostkowski conectó gol de campo de 41 yardas para poner el 13-3 en el marcador con 1:12 minutos restantes, virtualmente definiendo el Super Bowl LIII.

Goff terminó con 19 pases completos de 38 intentos para 229 yardas, casi todas en la segunda mitad luego de que los Rams fueron blanqueados en el primer medio por primera vez en la era de McVay.

“Me mata y me duele mucho tan solo por saber lo bien que nuestra defensa jugó contra ese equipo y contra Tom (Brady). Jugar así de bien defensivamente y nosotros (la ofensiva) no haber podido hacer lo que nos corresponde… es nuestro trabajo anotar puntos, y no lo hicimos esta noche”, reconoció Goff.

Los Rams no pudieron coronar una temporada memorable en la que se convirtieron en una nueva potencia de la NFL. Mirarán al futuro para tratar de ser mejores, pero primero necesitan procesar el aleccionador descalabro en el Estadio Mercedes-Benz de Atlanta.

“Hay muchas cosas positivas que puedes llevarte de esto, pero en este momento no hay nada”, dijo un triste Goff. “Desearía haber jugado mejor. Desearía que hubiésemos sido mejores ofensivamente como conjunto. Desearía que pudiésemos repetir un millón de jugadas, pero no hay nada que puedas hacer. Solamente tienes que aprender y seguir al frente”.

Cooks fue el jugador más productivo de los Rams con 8 recepciones para 120 yardas. Todd Gurley corrió 10 veces para 35 yardas. Los Rams se vieron afectados por cuatro capturas de quarterback para 31 yardas, además de constante presión sobre Goff, y fueron penalizados 9 veces para 5 yardas.

Por el lado defensivo, el linebacker Dante Fowler dio un buen juego con constante presencia en el backfield de los Patriots y John Franklin-Myers logró la única captura de su equipo, mientras que el linebacker Cory Littleton fue líder del partido con 10 tacleadas, además de dos pases defendidos y uno interceptado el cual llegó en el primer pase del juego para Brady, luego de que Nickell Robey-Coleman había defendido el envío a Chris Hogan. Marcus Peters tambió se destacó en una defensa que mantuvo a los Rams en el partido casi hasta el final.

“Creo que este juego servirá como una gran oportunidad de aprender para todos nosotros”, agregó McVay. “Yo sé que definitivamente tengo mucho que aprender de este juego”.

Advertising