Las claves para que los Rams hagan historia

Para ser el mejor, se debe vencer a los mejores.

Los Rams buscan redefinir su historia este domingo cuando jueguen el Super Bowl LIII en contra del entrenador y el quarterback que han hecho méritos más que suficientes para ser considerados los más grandes de la historia.

El cúmulo de acertadas decisiones de personal y planificación, y el excelente trabajo realizado en la cancha han dado por resultado que los Rams, en apenas su tercer año de regreso en Los Ángeles, salten este domingo al campo del Estadio Mercedes-Benz con la invaluable posibilidad de hacer historia (3:30 pm/CBS y 1330 AM ESPN Deportes Radio).

Para lograrlo, el equipo carnero, con marca de 15-3 incluyendo playoffs) necesita ofrecer su mejor versión, porque los Patriots (13-5) son el equipo que mejor sabe jugar en Super Bowls, siendo este el noveno para la combinación de Bill Belichick y Tom Brady, que han ganado cinco de ellos.

Check out photos from practice as the Los Angeles Rams prepare to face the New England Patriots in Super Bowl LIII.

Pero la historia realmente no jugará a la hora del silbatazo inicial. Serán la preparación, la ejecución y el carácter lo que determine el resultado. Los Rams se tienen total confianza.

“Hay una confianza que pienso que nos hemos ganado”, dijo el entrenador Sean McVay el viernes en el cierre de los entrenamientos del equipo. “Ciertamente respetamos a los Patriots, pero venimos aquí con la expectativa de ganar el juego”.

McVay, que a su vez hará historia al convertirse en el entrenador en jefe más joven en dirigir en un Super Bowl (33 años), ya ha tenido gran impacto en la NFL con su creatividad como estratega, su agresividad y carisma como líder de los Rams. Ahora puede ser campeón.

Y luego está Jared Goff, en tremendo despegue de su carrera y viniendo de un triunfo contra los New Orleans Saints en el que se hizo “mayor de edad” por la manera en que se comportó en circunstancias muy adversas.

“Es un gran jugador”, comentó Brady al hablar sobre Goff, quien es 17 años más joven que él. “Primer jugador seleccionado en el Draft (2016), muchas expectativas. Ha tenido una temporada increíble”.

Agregó Belichick sobre el mariscal de campo de los Rams: “Es muy preciso en los pases profundos, hace muchas jugadas grandes, es muy bueno en ‘play-action’. Ellos anotan muchos puntos y todo empieza con el quarterback. Hace bien muchas cosas. Buen jugador”.

La gran ironía de este duelo es que los Rams pueden emparejar las cuentas contra el equipo que les ganó en su última aparición de Super Bowl, exactamente 17 años atrás (3 de febrero de 2002) con marcador de 20-17.

En aquella ocasión, Brady llegaba al juego como el mariscal de campo joven (24 años de edad) enfrentando a la leyenda (Kurt Warner). Hoy, los papeles se han invertido: Goff puede ganar su primer anillo a los 24 años y oficializar con un título el inicio de una nueva era de dominio de su conjunto. También sería el primer campeonato para los Rams jugando como equipo de Los Ángeles.

Brady, en su noveno Super Bowl, busca incrementar su propio récord de cinco títulos de la NFL como quarterback y también dejar atrás a Charles Haley como el primer jugador de todos los tiempos en llegar a seis anillos. Pero, al mismo tiempo, si los Rams pueden impedírselo, tal vez empezarían a marcar el principio del fin para el futuro miembro del Salón de la Fama.

Los Pats, que cayeron el año pasado en el Super Bowl LII ante los Philadelphia Eagles por 41-33, llegan como favoritos en las apuestas por 2.5 puntos.

Las claves del triunfo

Los Rams están repletos de talento en sus tres fases (ofensiva, defensiva y equipos especiales) y han demostrado gran enfoque durante la semana del Super Bowl. El equipo se ve motivado y mentalizado.

De todos modos, para poder cubrirse de gloria va a necesitar ganar algunas batallas específicas sobre el terreno de juego.

Detener la carrera. Aaron Donald es mejor conocido por sus capturas, pero el mejor defensivo de la NFL no pudo haber sido más claro durante la semana: “Primero tenemos que parar la carrera”. Estos Patriots ganan juegos corriendo el balón. La frontal de Donald, Ndamukong Suh y Michael Brockers tiene que imponerse ante una línea ofensiva de New England sumamente pesada. Y el resto de los defensivos deben seguir las jugadas hasta el final y taclear bien. Detener la carrera hará a Brady vulnerable.

Ser físicos con los receptores. Ningún equipo les saca más provecho a los pases cortos y rápidos que los Pats, con Brady conectando de manera frecuente con sus corredores, con sus receptores en pase por las grietas internas, y con sus alas cerradas, especialmente Rob Gronkowski. Para limitarlos, la defensa de los Rams debe hacer contacto con esos cuerpos en la línea de golpeo, no dejarles estar cómodos al correr sus rutas y tratar de obligar al veterano quarterback a retener el ovoide un segundo más.

Distribuir el balón. Los Rams cuentan con más arsenal ofensivo que New England. Entonces, Jared Goff debe seguir distribuyendo sus pases con Brandin Cooks, Robert Woods, Josh Reynolds, Gerald Everett, Tyler Higbee, y utilizar a distintos hombres para correr. Esa combinación mantendrá a la defensa de los Patriots ocupada y e inquieta. McVay advirtió que Todd Gurley tendrá un rol muy importante en el juego. El No. 30 debe recibir un alto número de pases. Y con C.J. Anderson corriendo muy bien y Woods generando ganancia en “jet sweeps”, la receta debería destantear al oponente.

Atacar, no ser atacados. McVay ha hablado acerca de atreverse a jugar para ganar en vez de jugar para no ser vencidos. Es importante que los Rams sean agresivos, que además es lo mejor que saben hacer, y de ese modo ponerle la presión a un equipo que prácticamente siempre juega bien en postemporada y que no regala nada. Debe haber atrevimiento, pero al mismo tiempo no abusar ni olvidarse de que en muchas situaciones la jugada básica es la mejor. El coach Belichick seguro tendrá algunas sorpresas también. Los Rams deben saber absorber los mejores golpes de los Pats y estar listos para responder.

Equipos más especiales. Los Rams cuentan con uno de los mejores grupos de equipos especiales de la liga, si no es que el mejor. Greg Zuerlein y Johnny Hekker tienen que producir mejor que la oposición. Muchas veces los juegos son ganados por una patada, pero la posición de campo después de los despejes es igualmente valiosa. Y claro, siempre puede aparecer una sorpresa, incluso de alguien que no ha sido visto.

Es tiempo de hacer historia. Falta solo un paso más. Es el tiempo de Los Ángeles. Es el tiempo de ¡Vamos Rams!

Advertising