Los Rams regresan a SoFi y son favoritos por dos touchdowns contra los Giants

Una semana después de haber sufrido una derrota que tuvo cierto sabor a victoria, los Rams regresan a SoFi Stadium fortalecidos tras su gira de dos partidos en la Costa Este. Los Ángeles (2-1) recibe a los alicaídos New York Giants, que luego del primer mes de la temporada lucen como uno de los equipos más débiles de la liga.

Los Rams son tan favoritos contra los Giants que los apostadores tienen que arriesgar hasta $9 dólares para poder ganar $1. Y desde ese punto de vista, posiblemente la tarea más difícil para el equipo de Sean McVay este domingo sea mental: no creer que son tan superiores ni tan favoritos (por 13.5 puntos), porque en la NFL realmente nunca se puede pensar que hay enemigo pequeño.

El segundo partido de los Rams en su nuevo estadio será a las 1:05 pm PT (FOX), el primero de su historia en dicho inmueble en horario diurno.

Las claves

- Muchas veces en la NFL sucede que un equipo que se tuvo que esforzar mucho para una remontada, en el siguiente partido luce un poco vacío. Los Rams ciertamente hicieron un gran esfuerzo en la segunda mitad contra Buffalo al remontar 25 puntos antes de caer. El entrenador McVay dijo que usarán esa experiencia partido como una herramienta para seguir mejorando. La primera clave de este domingo es arrancar bien enchufados y con fuego.

- Ningún equipo de la NFL corrió más veces con el balón en septiembre que los Rams, cuyos corredores se combinaron para 111 intentos, pero contra los Giants la vía más indicada parece ser el pase. La semana anterior contra un buen equipo corredor como San Francisco, New York solo admitió 93 yardas en 35 intentos por la vía terrestre, y en toda la temporada admite 3.8 yardas por acarreo, un buen promedio. 

- La protección al quarterback Jared Goff ha sido muy buena (solo 4 capturas) y esto combinado con planes de juego astutos de muchos pases cortos y rápidos, le ha permitido a Goff lucir muy fluido y controlado. Los Rams, colocados como el equipo No. 3 de la liga en ofensiva, deben seguir distribuyendo el balón y controlando la posesión de éste ante una defensa aguerrida pero con talento insuficiente.

- La ofensiva de los Giants ha sido un desastre, especialmente luego de perder a su mejor hombre, el corredor Saquon Barkley (rodilla). New York tan solo ha anotado tres touchdowns en la campaña y por eso los Rams pueden sacar provecho de un rival muy mermado con una ejecución sólida y sin dejar que el joven quarterback Daniel Jones entre en ritmo ni adquiera confianza. El juego parece una buena oportunidad para Aaron Donald y otros defensivos carneros ante una línea en construcción.

- Los equipos especiales de L.A. han estado por debajo del estándar esperado ya con tres patadas falladas por el novato Samuel Sloman y un bajo 61% de touchbacks en kickoffs. Además, Cooper Kupp ha estado titubeante como regresador de despejes. Se requiere elevar el nivel para evitar que esta área sea la que complique este y otros partidos.

Resurgen por carrera

Es solo un mes de temporada, pero los Rams parecen haber redescubierto su poder por carrera un año después de que acabaron hasta el lugar 26 de la liga en yardas (1,499) y en el 27 en yardas por acarreo (3.7). Este año, Los Ángeles está ubicado en el tercer lugar en yardas por partido con 170.3 y en el lugar 12 en promedio por intento (4.6). El crédito es para los corredores, pero sobre todo para una muy mejorada línea ofensiva. 

2020 vs. 2019

La derrota del domingo contra los Bills fue dolorosa porque el emocionante partido fue decidido en buena medida por una marcación polémica de un árbitro, que señaló interferencia de pase de los Rams en cuarta oportunidad restando solo segundos luego que Los Ángeles había remontado 25 puntos para irse arriba. 

Pero el coach McVay concedió durante esta semana que aunque el récord de 2-1 no es tan bueno como el 3-0 con el que los Rams abrieron la temporada de 2019 este equipo de 2020 le gusta más.

"Te puedes quedar tan atorado en algunos resultados que pierdes de vista el proceso", dijo el siempre entusiasta entrenador. "Creo que somos un mejor equipo de lo que éramos el año anterior a estas alturas".

El año pasado los Rams abrieron con tres victorias antes de perder sus siguientes tres compromisos.

Reporte de lesionados

El corredor novato Cam Akers no jugará por segunda semana seguida debido a la lesión de costillas que sufrió en el segundo partido. Por tanto, se espera que Darrell Henderson, quien superó las 100 yardas en Buffalo, vuelva a ser el corredor primario de los Rams. Solo hay otro jugador mencionado en el reporte de lesionados, el safety Jordan Fuller, quien está como "cuestionable" o en duda por una lesión de hombro. Esto podría significar que el también safety novato Terrell Burgess vuelva a estar muy activo.

Por su parte, los Giants presentan problemas en el perímetro: el safety fuerte Jabrill Peppers (tobillo) no estará disponible y el safety libre Julian Love (rodilla/tobillo) está "cuestionable".

El dato

Un dato parece condenar a los Giants en la cancha de SoFi Stadium: New York ocupa luego de tres semanas el último lugar de la NFL para defender las jugadas de 3a. oportunidad, pues los rivales les convierten el 58.1% de las veces. Esto se combina con que los Rams son el segundo mejor equipo ofensivo en 3a. oportunidad con un 56.4% de conversiones, solo debajo de Kansas City (58.5%).

Los antecedentes

La última vez que estos equipos se enfrentaron fue en la temporada de 2017 cuando Los Ángeles visitó East Rutherford y apaleó a los Giants 51-17 con cuatro pases de touchdown de Goff, dos de ellos para Robert Woods. Antes de ese partido los Giants habían vencido a los Rams siete veces consecutivas. De todos modos, la serie histórica, que dio inicio antes de la Segunda Guerra Mundial (1938) cuando el equipo carnero tenía a Cleveland por hogar, favorece a los Rams por 27 ganados y 17 perdidos. Esta será la primera visita de los Giants al área de Los Ángeles desde 1994.

Advertising