Advertising

Rams cierran la temporada con 48 puntos ante los 49ers

Luego del bache en el que cayeron con un par de derrotas consecutivas, los Rams lograron reponerse, cerrando la temporada regular con dos cómodos triunfos, incluyendo el abultado 48-32 sobre los 49ers de San Francisco el domingo para asegurarse la segunda posición de la Conferencia Nacional y descansar en la semana de comodines este fin de semana.

Jared Goff lanzó cuatro pases de touchdown y el linebacker Cory Littleton interceptó dos envíos, devolviendo uno de ellos para anotación, mientras el equipo carnero conseguía su primera temporada de 13 juegos ganados (13-3) como conjunto basado en el Sur de California. Las únicas dos ocasiones que había ganado tantos partidos fue cuando la franquicia se encontraba en San Luis.

Hablando de récords, Aaron Donald tuvo una captura más de quarterback para mejorar su propia marca histórica del equipo a 20.5, pero le faltaron dos para alcanzar el récord de todos los tiempos de la NFL que posee Michael Strahan (2001). Obviamente, el tackle defensivo con el No. 99 acaba como líder de la liga y tiene virtualmente asegurado repetir como Jugador Defensivo del Año.

La ventaja de descansar

La “ola” de los aficionados en las tribunas del Memorial Coliseum fue el gesto de un público contento por el buen cierre de una enorme temporada regular en apenas el tercer año del equipo desde que regresó a L.A., pero también fue la muestra de gran ilusión por una deseada marcha profunda de los Rams en los playoffs.

Ellos –jugadores y fans– mirarán la ronda de comodines en la televisión y esperarán para saber qué rival visitará Los Ángeles la noche del sábado 12 de enero. Las opciones son Chicago si los Bears ganan su duelo de comodines contra los Philadelphia Eagles o, en caso de que los campeones defensores del Super Bowl dieran la sorpresa, entonces los Rams esperarán al vencedor del duelo entre Dallas y Seattle.

“Creo que estamos en una mejor posición que el año pasado solamente basados en la oportunidad de estar mejor descansados ahora y tal vez adelantar nuestra preparación, pero vamos a tener que llegar listos”, comentó el entrenador en jefe Sean McVay al valorar la experiencia de hace un año cuando su equipo no tuvo el beneficio de descansar en la primera ronda de la postemporada y fue derrotado por Atlanta.

Primera mitad destructiva

Goff completó 15 de sus 26 pases para 199 yardas contra San Francisco (4-12). No lanzó más porque no hubo necesidad de hacerlo, incluso fue relevado en el cuarto periodo por Sean Mannion, y finalizó la temporada con 4,688 yardas por pase, a solamente 142 del récord de la franquicia carnera establecido por Kurt Warner (4,830) en 2001.

El mejor pase de Goff en el partido, una espiral de 29 yardas a Josh Reynolds en la esquina derecha de la zona final, liquidó a los 49ers al poner el marcador 38-10 en el amanecer de la segunda mitad. El resto del juego fue mero trámite, y es que los Rams habían tenido un inicio de partido vibrante a la defensiva, cuando forzaron balones entregados de San Francisco en cada una de las primeras tres series ofensivas y en cuatro de las primeras cinco.

Primero fue un balón suelto del fullback Kyle Juszczyk provocado por Mark Barron y recuperado en campo enemigo por Aqib Talib. Tres jugadas después, Brandin Cooks atrapó un balazo de 3 yardas de Goff para el 7-0 en el marcador.

La mejor versión de Littleton

Dante Fowler Jr. golpeó al quarterback Nick Mullens al momento de soltar su pase y el ovoide salió flojo y a las manos de Littleton sobre la yarda 35 de San Francisco. Una vistosa devolución del linebacker puso a su ofensiva en la zona roja y C.J. Anderson anotó en acarreo de una yarda para el 14-0.

Mullens pudo mover a sus 49ers en la serie inmediata, sin embargo, cuando buscaba receptor desde la yarda 20 de los Rams, Aaron Donald lo golpeó y el pase a la zona de anotación fue malo, siendo desviado por un defensor y luego interceptado por el safety Blake Countess, que jugaba en lugar del lesionado Lamarcus Joyner.

Con el marcador 14-3 en el segundo cuarto, Littleton volvió a aparecer. El joven linebacker, que luce al borde del estrellato luego de una temporada de 125 tacleadas (90 solo), 4 capturas de QB, 16 pases defendidos y 3 patadas de despeje bloqueadas, interceptó su segundo pase de la tarde al leer la mirada del quarterback Mullens y adelantarse al receptor para devolver 19 yardas hasta el TD y poner el juego 21-3.

“Su habilidad de recuperar balones es lo que nos permitió lograr el control del juego desde temprano, y esa es una fórmula de éxito”, dijo McVay sobre la defensa de su equipo. “Creo que estamos empezando a encontrar nuestra identidad y ellos están subiendo en el momento correcto, que es exactamente lo que queremos”.

Al libro de récords

En la segunda mitad, ya sin mucho suspenso en el aire debido a la amplia superioridad de los Rams, el mayor interés era por la búsqueda de marcas individuales, como las mencionadas de Donald y Goff, y también del ala cerrada de San Francisco, George Kittle.

Kittle, el mejor jugador de su equipo, tuvo 9 recepciones para 149 yardas y 1 TD casi al final del partido. En el proceso, impuso una nueva marca de la NFL de yardas para un ala cerrada con 1,377, rompiendo por 50 el récord que tenía nada menos que Rob Gronkowski. Es un logro notable considerando que los 49ers tuvieron que recurrir a quarterbacks suplentes tras perder a Jimmy Garoppolo a principios de la temporada.

Whitworth y Gurley

Los Rams se llevaron un susto en esa segunda mitad cuando el veterano tackle izquierdo Andrew Whitworth abandonó el juego arrastrando la pierna izquierda, siendo llevado al vestidor, de donde ya no regresó. McVay dijo después que su líder de la línea chocó su rodilla con la de otro jugador, pero que felizmente no parecía ser una lesión de gravedad.

En todo caso, Whitworth tiene una semana extra para recuperarse, lo mismo que Todd Gurley, ausente por segunda semana seguida por inflamación de rodilla izquierda.

En ausencia de Gurley, que acabó la temporada como primer lugar de la NFL en touchdowns (21) y tercero en yardas por carrera (1,251), el refuerzo C.J. Anderson volvió a cargar con el peso del juego terrestre, esta vez logrando 132 yardas en 23 intentos para sumar a las 167 que cosechó contra Arizona en la semana 16.

Brandin Cooks tuvo 5 recepciones para 62 yardas y 2 anotaciones y termina la campaña con 80-1,204-5. Robert Woods, por su parte, tuvo 86-1,219-6. Como equipo, los Rams constituyeron en la temporada regular la ofensiva más potente de la NFC al anotar 527 puntos, solamente debajo de los 565 puntos de Kansas City.

Advertising