Rams contra Bears: alguien tiene que ceder

Tras haber conseguido el primer gran objetivo de la temporada la semana anterior en Detroit con el campeonato de la División Oeste, los Rams llegan a la ciudad de Chicago con otras metas: seguir mejorando, buscar un triunfo que les merezca avanzar directo a la ronda de playoffs divisionales y, ultimadamente, proteger su ventaja en la NFC para ir en busca de la localía en toda la postemporada.

El duelo entre Rams (11-1) y Bears (8-4) promete ser el más atractivo de la semana 14 de la NFL, razón por la cual fue reprogramado en horario estelar de domingo por la noche (5:20 pm PT por NBC y 1330 AM ESPN Deportes Radio). Se trata de un encuentro entre una poderosa ofensiva como es la de Los Ángeles y una temible defensa como la que tiene Chicago, en lo que bien puede resultar un adelanto de playoffs.

En su primera temporada como entrenador en jefe de los Bears, Matt Nagy ha acelerado la resurrección de un conjunto que no juega partidos de playoffs desde la temporada 2010. Saltarán a la cancha del histórico Soldier Field con una ventaja de juego y medio sobre los Minnesota Vikings, el único que puede negarle la corona de la División Norte.

Los Bears lo han logrado basados en su defensa, una que cambió de rostro cuando antes de arrancar la temporada adquirió al linebacker Khalil Mack en una transacción con los Oakland Raiders. Mack tuvo impacto inmediato y Chicago se encuentra clasificado como el No. 3 de la NFL en defensa con 318 yardas permitidas en promedio por juego.

La amenaza es Khalil Mack

Mack tiene 9 capturas de quarterback en 10 partidos jugados y ha causado 5 fumbles, ayudando de paso a que otros defensivos de su equipo hagan jugadas. Chicago acumula 37 capturas y tiene un diferencial de +12 en balones perdidos y recuperados, y mucho se lo deben al fiero linebaker exterior.

“He jugado antes contra él y sé lo bueno que es. Lo ves cada semana, él marca diferencia, igual que lo que Aaron (Donald) hace con nosotros”, dijo esta semana Andrew Whitworth, el tackle izquierdo de los Rams que será uno de los principales responsables de frenar al jersey 52.

“Él va a hacer sus jugadas eventualmente y tienes que hacer tu mejor esfuerzo… Lo que hace, lo hace muy bien, y tú tienes que tratar de detenerlo”, agregó Whitworth, quien por cierto fue nominado como el candidato de los Rams al preciado Trofeo Walter Payton por su labor humanitaria combinada con excelencia deportiva.

El mejor Aaron Donald

Los Rams, por su parte, son el equipo No. 2 de la liga a la ofensiva con 440 yardas por partido (y en puntos con 34.9). En este choque de poder a poder alguien tendrá que ceder.

Si bien los llamados “Monstruos del Midway” de Chicago deben ser considerados la mejor unidad defensiva a la que los Rams enfrenten esta temporada, poniendo a prueba a figuras como Jared Goff, (4º lugar de la NFL con 3,754 yardas por pase), Todd Gurley (1º con 1,175 yardas por carrera) y Brandin Cooks (12º con 1,026 por recepción), el ataque de los Bears tendrá su propio gran reto al enfrentar a la defensa de L.A.

Aaron Donald vive el mejor momento de su carrera y con 16.5 capturas, 20 tacleadas para pérdida de yardas y 4 fumbles provocados ya tiene en la bolsa su segundo premio de Jugador Defensivo del Año de la NFL consecutivo.

La semana anterior contra los Lions, el jersey No.99 hizo la jugada más crucial al causar un fumble del quarterback Matthew Stafford, el cual luego fue convertido en puntos en una carrera de Gurley camino a un triunfo de 30-16 que amarró el título del Oeste.

Por sus extraordinarias actuaciones acumuladas, Donald ha sido esta semana amplio tema de conversación respecto a sus credenciales para aspirar a ser el tercer jugador defensivo de la historia en obtener el trofeo de “MVP”, el cual normalmente es entregado a un quarterback.

Se antoja improbable, pero Donald ya se ha colocado a seis capturas del récord histórico de Michael Strahan (22.5 en la temporada de 2001) a pesar de trabajar la mayor parte del tiempo contra dos bloqueadores, y de continuar haciendo grandes jugadas, el debate sobre el “MVP” podría abrirse todavía más.

“Yo sólo estoy jugando futbol americano. Si sucede, sucede, y si no, no. Yo sólo hago mi trabajo”, dijo Donald con su habitual manera sencilla de ver las cosas.

Check out photos of the Rams taking on the Chicago Bears through the years .

Bears mueven bien el balón

Más que pensar en estadísticas individuales, la defensa de los Rams se enfoca en neutralizar al dinámico ataque de los Bears, que se espera tengan de regreso como quarterback a Mitchell Trubisky –fuera dos semanas por lesión de hombro–, un hombre a quien el coordinador defensivo Wade Phillips califica como una “doble amenaza” por su habilidad para lanzar el balón y para correr.

Con Trubisky en los controles, Chicago confunde a la oposición con carreras optativas, muchos cambios de dirección de sus “playmakers”, donde los corredores atrapan muchos pases (Tarik Cohen tiene 59 recepciones para 659 yardas) y los receptores aparecen con frecuencia intentando carreras, o fintándolas. Trubisky tiene 20 pases de TD, 9 interceptados y 363 yardas por carrera con otras tres anotaciones.

“Ellos tienen un buen personal en su ofensiva, creo que Matt Nagy ha hecho un buen trabajo con esta gente joven e innovadora. Me hacen tener más canas, yo creo”, dijo Phillips en tono simpático.

El clima, un punto a favor

Los Rams, que en su anterior partido jugado en el frío vencieron a los Broncos de Denver 23-20 en octubre, tienen un punto a su favor porque el clima en la “Ciudad del Viento” se espera muy benigno considerando que estamos en diciembre: temperatura máxima de 35 grados F, mínima de 23, sin precipitación ni viento severo.

Vencedores de 13 de sus 15 partidos jugados fuera de Los Ángeles desde que Sean McVay es su entrenador, los Rams son favoritos por 3.5 puntos y estarán en busca de su cuarto triunfo de “prime time” en la temporada, luego de derrotar a Oakland en la semana 1 (33-13), Minnesota en la 4 (38-31) y Kansas City en la 11 (54-51).

Como dato especial de una temporada especial, si los Rams le ganan a Chicago lograrán ponerse con récord de 12-1 por primera vez en la historia de esta franquicia que fue fundada en 1937.

Tres Rams para ponerles atención

33 Justin Davis y 42 John Kelly

Luego de perder al valioso corredor suplente Malcolm Brown por el resto de la temporada regular por lesión de clavícula, los Rams recurren a dos jugadores que se combinan para un acarreo en sus carreras: Davis ha trabajado durante más tiempo con el club, mientras Kelly ofrece más explosividad. Pero ambos necesitan demostrar que pueden llenar los zapatos.

76 Rodger Saffold y 66 Austin Blythe

Mientras los tackles de los Rams tendrán que frenar la presión de Khalil Mack, les toca a Saffold (323 libras) y Blythe (298) contener al gigantesco tackle defensivo Akiem Hicks (6-5 pies, 332 libras), quien suele causar estragos por el interior de la línea de golpeo.

4 Greg Zuerlein

El mejor pateador de la NFL en 2017 se ha visto sólido tras recuperarse de la espalda y ha logrado 19 de 21 goles de campo y 23 de 24 puntos extra en la temporada. El Soldier Field es un estadio difícil para patear y es posible que, considerando que Chicago tiene muy buena defensa, Zuerlein tenga que intentar varias patadas de mediano y largo rango.

Advertising