Advertising

Rams quieren empezar a escribir su nueva historia en playoffs

Una de las temporadas más fascinantes y exitosas en la historia de los Rams de Los Ángeles llega a su anticipada e inevitable hora de la verdad: los playoffs.

El Memorial Coliseum será la noche del sábado un volcán en erupción cuando los descansados y hambrientos Rams (13-3) se enfrenten en la ronda divisional a los Dallas Cowboys (11-6) por un lugar en el juego de campeonato de la NFC. El kickoff será a las 5:15 pm PT (FOX/1330 AM ESPN Deportes Radio).

En la previa del kickoff vale la pena recordar el 1 de octubre de de 2017. Los Rams, en apenas los primeros juegos con Sean McVay como su nuevo entrenador, vencieron a los Cowboys en Dallas por 35-30 gracias a más de 200 yardas totales de Todd Gurley y siete goles de campo en siete intentos de Greg Zuerlein.

Ese fue sólo un triunfo de temporada regular, pero al mismo tiempo sirvió como mensaje para el resto de la liga de que los Rams estaban de regreso como un conjunto que apuntaba al protagonismo. Ellos entonces dieron un gran paso al regresar a los playoffs tras 12 años de ausencia, aunque la ilusión se apagó en la ronda de comodines cuando dos fumbles en regresos de patadas los arruinaron para una derrota ante Atlanta (26-13).

Los Rams se impusieron metas más altas para 2018. Contrataron a veteranos de alto calibre, trabajaron más fuerte y con mayor detalle, y entregaron una campaña memorable en la que por mucho tiempo fueron el mejor equipo de la liga, con el segundo mejor ataque de todos y el mejor de los jugadores defensivos.

El Super Bowl se encuentra a dos triunfos de distancia, y los Rams llegan a la cita en plenitud y llenos de ilusión.

“Tenemos mucho respeto por los Dallas Cowboys, pero nosotros esperamos ganar este partido”, comentó McVay. “Sabemos que nos tomará un gran esfuerzo, pero vamos a salir con la mentalidad de que vamos a ganar. Creo que esa confianza es algo que se han ido ganando nuestros jugadores cada día y tenemos que probarlo la noche del sábado contra un gran oponente”.

Las claves de la batalla

El análisis del partido obliga a pensar que los Cowboys buscarán ganar el juego corriendo el balón con Ezekiel Elliott, el campeón de yardas por carrera en 2018, intentando mantener la mayor parte del tiempo fuera del campo el pesado ataque de los Rams, el cual promedió 421 yardas y 33 puntos por partido.

Los Rams van a requerir frenar a Elliott, y la experiencia del coordinador defensivo Wade Phillips para plantear un buen plan de juego puede ser de enorme ayuda. Si los Rams obligan a Dak Prescott a lanzar de manera frecuente en situaciones de largo yardaje, eso será bueno para Los Ángeles, con sus experimentados y talentosos defensivos secundarios y, especialmente, con la presencia de Aaron Donald (20.5 capturas) para llegarle al quarterback Prescott, quien sufrió 56 derribes en 2018.

“Intenso”, respondió Donald cuando se le pidió describir lo que es jugar en los playoffs. “Todo se acelera. El juego es un poco más físico porque es ganar o irte a casa, así que tienes que dejar todo en la cancha”.

El Defensivo del Año de la NFL siente que la experiencia de hace un año les será de ayuda. “Tener la experiencia del año anterior te prepara un poco mejor para este año. Aprendes de la atmósfera, cómo va a ser todo. Los pequeños errores pueden arruinar el juego, así que tratar de eliminar los errores, y tratas de encontrar maneras de salir adelante y ganar”.

Cuando los Rams tengan el balón será importante la variedad de jugadas que ordene McVay contra una defensa que es poderosa en la frontal y a la que se le debe hacer trabajar, desgastarla. Y específicamente la línea ofensiva necesita jugar a alto nivel para aspirar al triunfo, cual sería el primero en ocho intentos para el tackle izquierdo Andrew Whitworth, y también el primero para McVay, Gurley, Jared Goff y la gran mayoría del plantel.

Obviamente, no cometer errores es crucial en playoffs, y los Rams también deben de aprovechar su fortaleza en equipos especiales, donde lucen superiores.

Enero 12, la fecha más especial

El primer juego de los Rams de regreso en Los Ángeles fue contra los Cowboys, el 13 de agosto de 2016 ante 89,140 espectadores en el Memorial Coliseum, un partido de pretemporada en el que Prescott emergió como el nuevo mariscal de campo vaquero tras el final de Tony Romo a causa de lesiones.

Ahora, el juego más importante en la historia reciente de los Rams es también contra Dallas este 12 de enero, una fecha que se puede seguir convirtiendo en la más especial para el equipo carnero, sobre todo si logran la victoria.

Fue el 12 de enero de 2016 la histórica fecha en que los dueños de la NFL votaron a favor de que los Rams se mudaran de San Luis a Los Ángeles.

Fue el 12 de enero de 2017 cuando Sean McVay fue contratado como nuevo entrenador en jefe, a la edad de 30 años, encontrando el equipo a su carismático líder.

Y puede ser el 12 de enero de 2019 cuando los Rams regresen a una final de conferencia, algo que no ocurre desde la temporada de 2001. Como equipo angelino no ha sucedido desde 1989.

Todd Gurley regresa

Una ventaja palpable para los Rams, que son favoritos en las apuestas por 7 puntos, es que ellos llegan al juego fuertes y descansados, algo que los Cowboys no pueden presumir tras haber enfrentado a los Seattle Seahawks en un partido muy físico una semana atrás.

Además, el tiempo de descanso les ha permitido a los Rams recuperar a Todd Gurley, quien no juega desde la semana 15 de la temporada por inflamación de rodilla.

“Se ve como Todd. Se ve como el gran corredor explosivo que estamos acostumbrados a ver”, dijo McVay esta semana sobre su estrella, que anotó 21 touchdowns en la temporada. “Se siente bien. Ha tenido una gran semana de preparación. Y esperamos que va a estar listo para jugar”.

Mientras Gurley regresa para combinarse por primera vez con C.J. Anderson en el juego por carrera, y el safety Lamarcus Joyner también se ha recuperado (tobillo), los Cowboys presentan una lista amplia de jugadores con lesiones. Entre ellos figuran el receptor Cole Beasley, el tackle defensivo Maliek Collins y el ala cerrada Blake Jarwin, todos con molestias de tobillo.

La última vez en ronda divisional

Eric Dickerson tuvo carreras de touchdown de 55 y 40 yardas en una victoria de los Rams por 20-0 sobre Dallas la última vez que estos equipos se enfrentaron en postemporada, en juego de ronda divisional de la temporada de 1985 en Anaheim.

En ese partido, los Rams sólo completaron seis pases de Dieter Brock, porque Dickerson se hizo cargo de todo al totalizar 248 yardas en 34 acarreos, mientras que la defensa carnera interceptó tres veces y capturó atrás en cinco ocasiones al quarterback Danny White.

Los ocho duelos de playoffs

Fecha   Ronda  Resultado

Enero 4/1986    Ronda divisional  Dallas 0-20 LA Rams

Dic. 26/1983      Comodines         LA Rams 24-17 Dallas

Dic. 28/1980      Comodines       LA Rams 13-34 Dallas

Dic. 30/1979      Ronda divisional   LA Rams 21-19 Dallas

Enero 7/1979    Final NFC            Dallas 28-0 LA Rams

Dic. 19/1976      Ronda divisional   LA Rams 14-12 Dallas

Enero 4/1976    Final NFC            Dallas 37-7 LA Rams

Dic. 23/1973      Ronda divisional  LA Rams 16-27 Dallas

La serie de todos los tiempos está 17-16 en favor de Dallas

El dato

29

partidos de postemporada para los que se combinan cinco jugadores que llegaron a los Rams en la presente temporada: Sam Shields (11), Aqib Talib (8), Marcus Peters (4), Ndamukong Suh (3) y Brandin Cooks (3)

Advertising