Guía de la semana: los Rams de McVay han tenido éxito contra los Cowboys

Victorias convincentes sobre Arizona y Seattle en este mes de diciembre le han devuelto la vida a Los Angeles Rams en la temporada 2019. El equipo carnero llega a la semana 15 muy motivado e incluso con legítimas posibilidades de meterse a la zona de playoffs. Pero para eso, primero tiene que hacer su tarea en una interesante visita al corazón de Texas en contra de los Dallas Cowboys, uno de sus históricos rivales, este domingo a las 1:25 pm (FOX). Ambos conjuntos sienten la obligación de ganar, por lo que el duelo debe resultar tenso, apasionante y tal vez cardiaco. Es importante notar que Rams y Cowboys se encuentran en direcciones opuestas, pues mientras L.A. ha recuperado su identidad en esta recta final, Dallas luce como un equipo moribundo no obstante lo cual sigue siendo líder de su división.

Lo importante

Los Rams (8-5) simple y sencillamente deben de ganar este juego contra un rival que hoy es inferior y así seguir con posibilidades. Los campeones defensores de la NFC están colocados un juego abajo de Minnesota (9-4) en la carrera por el segundo comodín de la NFC. Los Vikings curiosamente estarán en el sur de California este domingo para una visita incómoda, incluso peligrosa, contra los Chargers. En caso de que los Rams ganen su partido y Minnesota pierda el suyo, ambos quedarían empatados en récord general (9-5) y también amanecerían el lunes iguales en marca contra rivales de la conferencia (7-3), que sería el primer criterio de desempate aplicable entre ellos. El siguiente criterio sería el récord ante rivales en común, y ahí los Rams tendrían ventaja. Pero es importante subrayar que estos posibles escenarios solo tienen valor si los Rams logran su cometido en el AT&T Stadium. Dallas comparte la cima de la División Este con Philadelphia, ambos con 6-7. Los Eagles jugarán en Washington.

El oponente

No obstante ser liderados por uno de los quarterbacks más talentosos de la liga (Dak Prescott), de contar con el posible mejor corredor del circuito (Ezekiel Elliott) y aparecer como la ofensiva total No. 1 con un promedio de 430 yardas por juego, Dallas llega a la cita con tres derrotas seguidas y honestamente convertido en un desastre. A las deficiencias recientes en la ejecución se suma un mal ambiente alrededor del criticado entrenador en jefe Jason Garrett, quien luego de 10 años en el puesto se tambalea fuertemente y a menos de que su equipo consiga entrar a los playoffs y trascender en ellos, vería terminada su gestión una vez que concluya la campaña. La defensa vaquera, en tanto, ha sufrido con lesiones y no es tan fuerte como el año pasado. La semana anterior aceptó 31 puntos de un ataque de Chicago que llegaba muy cuestionado. Como sea, los Rams tendrán que batallar con un oponente que estará jugando con desesperación e impulsado por cerca de 100,000 espectadores.

Las claves

"Tenemos un plan de partido, solo tenemos que ejecutarlo y hacer nuestro trabajo poniéndole presión. Tenemos que llegarle y ponerlo en el suelo. Él es un quarterback fuerte que rompe tacleadas y que te puede hacer fallar, así que debemos tratar de encajonarlo y derribarlo cuando tengamos la oportunidad"

Aaron Donald

Acerca de enfrenar al QB Dak Prescott

 ---

 Parte del éxito de los Rams en las anteriores dos semanas fue haber iniciado rápido en su ofensiva, lo que les permitió jugar con ventaja desde el primer periodo y entonces poder mezclar mejor su ataque, además de jugar con mayor ritmo y confianza. Repetir esa vía puede ser una de las claves del domingo contra un rival que se encuentra aletargado. Otra clave a la ofensiva debe ser que Jared Goff distribuya el balón, porque luego de dos juegos en los que buscó constantemente al receptor Robert Woods y el ala cerrada Tyler Higbee uno puede esperar que la defensa de los Cowboys llegue bien preparada para intentar limitar a esas dos armas. En este sentido, Cooper Kupp se encuenra a solo 10 yardas de llegar a 1,000 en la temporada, pero su productividad ha bajado: desde el inicio de noviembre promedia solo 4 recepciones para 40 yardas por encuentro. Y claro, otra clave debe ser que los Rams corran el balón recordando bien esa exhibición de 273 yardas por la vía terrestre en el juego de playoffs de enero. Mientras Dallas no demuestre que puede detener a Todd Gurley, L.A. debe poner a trabajar al jersey No. 30.

El dato

La defensa de los Rams ha tenido una temporada buena con dos partidos muy malos (contra Tampa Bay y Baltimore) en los que recibió 100 puntos combinados. A pesar de ello, la unidad que comanda Wade Phillips es la No. 7 de la NFL en yardas luego de 14 semanas y ocupa ya el cuarto puesto en capturas de quarterback con 43. En contraste, Jared Goff ha sido detenido atrás solo 19 veces, lo cual arroja un diferencial de +24 que es superior al de casi todas las potencias de esta temporada en la NFL: New Orleans (+22), San Francisco (+18), New England (+16), Kansas City (+16), Minnesota (+15), Baltimore (+9), Buffalo (+4), Green Bay (+1) y Seattle (-17).

Reporte de lesionados

El ala cerrada Gerald Everett (rodilla) se perderá su tercer juego consecutivo, una ausencia importante pero cada menos sensible para los Rams debido a la explosión ofensiva que ha tenido Higbee (14 recepciones, 223 yardas sumando los dos juegos anteriores). Mientras que el tackle derecho Rob Havenstein (rodilla) está en duda otra vez y el regresador de despejes Nsimba Webster (cadera) se encuentra listo luego de molestias de la cadera. En cuanto a los Cowboys, la ausencia más significativa será la del talentoso linebacker Leighton Vander Esch (cuello), mientras que el veterano linebacker Sean Lee (pectorales/muslo) está en duda.

En Las Vegas

La línea en las apuestas para este juego empezó con los Cowboys siendo marcados como ligeros favoritos por 1 punto, pero para el sábado los momios tenían a los Rams favoritos por -1.5, lo que indica que la mayor parte de las apuestas en la semana fueron a favor de L.A. En su anterior juego, el conjunto carnero cubrió la línea que tenía de +1 ante Seattle (28-12) y en la temporada está 8-5 contra el 'spread'.

Un poco de historia

La serie histórica entre estas dos ilustres franquicias se encuentra nada menos que empatada con 17 triunfos por bando incluyendo playoffs, con los Rams habiendo ganado los dos anteriores cotejos: 30-22 en los playoffs divisionales del pasado enero en la cancha del Memorial Coliseum, y 35-30 en la temporada regular de 2017 guiados por 215 yardas totales desde la línea de scrimmage de Todd Gurley en el estadio de los Cowboys.

Related Content

Advertising