Ofensiva de los Rams desaparece en costoso tropiezo ante 49ers

Los Rams perdieron su tercer juego consecutivo –algo inédito en la era de Sean McVay como entrenador– luego de haber sido dejados en apenas 157 yardas totales por la dominante defensa de los 49ers de San Francisco, que ganaron el domingo por 20-7 en la semana 6 de la temporada. Los problemas en el ataque carnero se agudizaron en un juego en el que el corredor Todd Gurley estuvo ausente por lesión, pues tras empezar con touchdown en su primera serie ofensiva del partido, los Rams (3-3) no volvieron a poner puntos en el marcador ante un equipo que mejoró a récord de 5-0 para seguir siendo el único invicto de la Conferencia Nacional.

En resumen

El inicio de partido no pudo haber sido mejor para los Rams. Primero detuvieron a la ofensiva de los 49ers en tres jugadas, luego JoJo Natson realizó un buen regreso de patada y el primer ataque carnero empezó en su yarda 44. Carreras consecutivas de Malcolm Brown de 9, 10, 7 y 9 yardas los acercaron y poco después el receptor Robert Woods anotó en una especie de carrera reversible de 8 yardas. Las 56 yardas recorridas en la serie fueron por la vía terrestre.

San Francisco de inmediato respondió con una serie de 10 jugadas y 5:38 minutos que incluyó pases de Jimmy Garoppolo de 17 yardas a Matt Breida y de 19 a Dante Pettis, además de dos infracciones por salida en falso del linebacker Dante Fowler Jr. Tevin Coleman anotó desde la yarda 2 en un acarreo por fuera eludiendo la tacleada del safety John Johnson. El equipo visitante empató 7-7 y en su siguiente serie recorrió otras 75 yardas para llegar hasta la 1, pero Marcus Peters le interceptó a Garoppolo (24 de 33 pases, 232 yardas) en la zona de anotación a principios del segundo periodo.

El corredor Darrell Henderson debutó en el Memorial Coliseum, a donde llegaron 75,695 espectadores para observar una nueva edición de la rivalidad entre el norte y el sur de California. Los primeros dos acarreos del novato fueron explosivos: 22 y 14 yardas para emocionar al público, sin embargo, tras llegar hasta la yarda 1, los Rams fallaron en anotar en tercera y cuarta oportunidades al intentar penetrar por el centro con Malcolm Brown.

Los 49ers tomaron la ventaja en el tercer periodo en un clavado de 1 yarda de Garoppolo y el pateador Robbie Gould agregó goles de campo de 25 yardas en el tercer periodo y de 34 en el cuarto mientras la defensa visitante se hacía cargo del resto.

Lo importante

La derrota es particularmente dolorosa porque al ser contra el equipo líder de la división los Rams se alejan, ahora a dos juegos y medio de distancia de los 49ers y a dos de los Seahawks de Seattle (5-1), que también ganaron su juego de la jornada. La desventaja en realidad es de tres juegos respecto a ambos enemigos debido a que los Rams perdieron juegos directos ante ellos. Verse lejos del liderato en la tabla de posiciones es un problema para McVay, pero hay otro tal vez más preocupante: el desempeño de la ofensiva. Haber sido dejados en cero en los últimos 54:17 minutos efectivos del partido es para los Rams decepcionante y a la vez sorprendente, porque ellos venían de anotar 69 puntos en sus dos anteriores partidos, incluyendo una espectacular segunda mitad en Seattle.

Nuestro quarterback

"Creo que cada juego es diferente. Es una gran liga, jugamos con muchos grandes equipos y necesitamos ser mejores… Tenemos los jugadores que necesitamos, tenemos los coaches que necesitamos, pero necesitamos ser mejores, incluyéndome"

Jared Goff

Quarterback de los Rams

---

Goff obviamente tuvo un mal partido, completando solo 13 de 24 pases para 78 yardas, cifras raquíticas para un hombre que acostumbra tener números gordos. El quarterback lanzó algunos pases sencillamente malos. Pero también es cierto que constantemente tuvo que deshacerse rápido del balón para evitar ser golpeado atrás (fue derribado cuatro veces para 30 yardas) y por la misma razón rara vez tuvo oportunidad de lanzar largo. Goff comenzó el juego como el peor mariscal de campo titular de la campaña en pases de más de 20 yardas y eso no cambió.

Los destacados

El mejor hombre de los Rams en una muy mala tarde colectiva fue Aaron Donald, quien tuvo dos capturas de quarterback y cuatro tacleadas para pérdida de yardas. El Defensivo del Año de la NFL llegó al partido con solo un derribe. La temporada anterior acumuló 20.5. El linebacker novato Troy Reeder, quien está teniendo acción debido a lesiones en el departamento, dio un juego sólido con 11 tacleadas. Del lado ofensivo es difícil mencionar a alguno, pero tal vez el mejor fue Darrell Henderson por lo rápido y explosivo de sus primeros acarreos, acabando con 6 para 39 yardas (promedio de 6.5), además de una atrapada para 9. También cometió un error en la primera jugada de la segunda mitad, al no atrapar la entrega retrasada de Goff para un fumble que dejó a San Francisco en la yarda 17 de L.A., lo cual puso la mesa para el touchdown de Garoppolo.

El dato

Los Rams finalizaron el juego con un horrendo 0 de 9 en terceras oportunidades, y para hacerlo todavía peor, también se fueron con 0 de 4 en cuartas oportunidades. Así es más fácil entender por qué el ataque fue borrado por una defensa que se vio muy aplicada.

Lo malo

Muchas cosas del domingo fueron malas para los Rams en cuanto a ejecución y también decisiones. Pero algo que particularmente resultó negativo fue la incapacidad del ataque para hallar la manera de sostener series y poner puntos. El colmo fue cuando restando 8:49 minutos del cuarto periodo la defensa hizo una jugada grande: fumble provocado por Aaron Donald y devolución combinada de Corey Littleton y Nickell Robey-Colemen hasta la yarda 36 de los 49ers. Obligada a anotar, la ofensiva se estrelló con un muro en cuatro jugadas seguidas. Ahí prácticamente se decidió el partido.

Lo que viene

Los Ángeles tratará de reagruparse lejos de casa, recordando que el equipo normalmente juegan bien en gira. El domingo los Rams jugarán en Atlanta, a donde regresarán ocho meses y medio después del Super Bowl LIII. A la semana siguiente viajarán a Londres ara un juego contra Cincinnati y, tras su descanso, irán a Pittsburgh. Tanto Falcons (1-5) como Bengals (0-6) parecen ser los rivales perfectos en este momento de mala racha para los campeones de la NFC.

Related Content

Advertising