Rams News | Los Angeles Rams - therams.com

Rams cuelgan de un hilo tras dolorosa derrota contra los Cowboys

Una semana después de haber vencido a los Seattle Seahawks con una actuación impresionante, los Rams volvieron a ser víctimas de la inconsistencia que les ha plagado en esta temporada. El pobre desempeño del domingo en Texas se combinó con una tarde inspirada de los Dallas Cowboys y el resultado fue una derrota de Los Ángeles por 44-21 en el AT&T Stadium. Los campeones defensores de la NFC cayeron en un hoyo al recibir 21 puntos seguidos en el segundo periodo y en la segunda mitad no pudieron remontar en parte debido a que el quarterback Jared Goff jugó lesionado de la mano derecha. Los Rams (8-6) ahora están dos juegos debajo de los Minnesota Vikings (10-4) en la lucha por el segundo boleto de comodín restando solo dos semanas.

En resumen

Los Cowboys cobraron desquite de la derrota que los Rams les propinaron en los playoffs divisionales el pasado enero cuando Los Ángeles acumuló 273 yardas por carrera. El domingo, Dallas tuvo 263 yardas por la vía terrestre, incluyendo dos corredores de 100 yardas (Tony Pollard 131 y Ezekiel Elliott 117) ante una defensa irreconocible que falló tacleadas de principio a fin. El juego prácticamente se definió en el segundo periodo cuando, con el marcador 7-7, Dallas anotó 21 puntos seguidos. La jugada que empezó la secuencia negativa para los Rams fue el pase de touchdown de Dak Prescott a Tavon Austin de 59 yardas, una acción en la que el quarterback primero evitó la captura de parte de Dante Fowler para luego encontrar a su receptor totalmente solo debido a que los defensivos profundos Darious Williams y Taylor Rapp chocaron en la cobertura. El exRam entró caminando a la zona final.

En la siguiente serie, los Cowboys iniciaron en su yarda 3, pero recorrieron 97 yardas con 14 jugadas en 7:57 minutos para aumentar su ventaja a 21-7 con carrera de 1 yarda de Elliott. Faltando menos de dos minutos, un pase de Goff al centro del campo salió defectuoso y fue interceptado por el linebacker Sean Lee sobre la yarda 34 de L.A., y con la devolución Dallas quedó en la 9. Elliott anotó desde la yarda 3 antes del medio tiempo para poner el juego 28-7. Ya en la segunda mitad, los Cowboys agregaron tres goles de campo para una ventaja inalcanzable de 37-7 y el resto del partido fue trámite.

Lo importante

"Lo que ha sido sorpresivo el día de hoy es que se sentía que estábamos listos. No jugamos bien, tenemos que darles crédito (a los Cowboys)... Cosas que normalmente acostumbramos hacer no las hicimos bien, pero también es el resultado de cosas que ellos hicieron"

Sean McVay

Entrenador en jefe de los Rams

---

La derrota de los Rams resulta muy dolorosa en varios niveles: primero, porque las posibilidades de llegar a la postemporada ahora son escasas; segundo, por la manera en que ocurrió, con Dallas dominando con mucha superioridad ofensiva y defensivamente a pesar de que llegaba al partido en una pésima racha; y por último, por la inconsistencia del equipo carnero, que antes en la campaña sufrió este tipo de accidente en palizas incontestables ante Tampa Bay (40-55) y Baltimore (6-45). Los Rams fallaron en el juego más importante de la temporada y para hacer las cosas peores Minnesota ganó su duelo a los Chargers. Así que ahora el único escenario para que el conjunto de McVay pueda llegar a los playoffs es ganando sus dos juegos finales (en San Francisco y vs. Arizona) y que los Vikings pierdan los suyos (vs. Green Bay y Chicago).

Nuestro quarterback

Jared Goff sufrió una lesión en la mano durante el segundo periodo al golpearse con el casco de su compañero Andrew Whitworth mientras hacía un lanzamiento. Aunque completó el partido, el mariscal de campo se vio claramente afectado con envíos muy imprecisos, incluyendo algunos en los que sus posibles receptores estaban desmarcados. Terminó con 33 de 51 para 284 yardas, 2 pases de touchdown (de 2 yardas a Todd Gurley y de 7 a Cooper Kupp) y uno interceptado, el cual fue mortal antes del medio tiempo. Otro aspecto que no les ayudó a los Rams en su ataque por pase fue que por carrera no hicieron nada en la primera mitad y al estar tan abajo en el marcador se vieron obligados a abandonar el juego terrestre. Gurley corrió 11 veces para 20 yardas.

Los destacados

El mejor hombre de los Rams lo fue una vez más el ala cerrada Tyler Higbee, quien acumuló 12 recepciones para 111 yardas, aunque es importante notar que muchas de ellas llegaron cuando el juego ya estaba fuera del alcance. Es el tercer partido seguido de 100 yardas para Higbee, la primera vez que un ala cerrada lo consigue en la historia de la franquicia. Mientras que el pateador de despejes Johnny Hekker tuvo una buena actuación al registrar despejes de 67, 65 y 69 yardas, además de completar un pase en jugada de engaño para mantener viva en ese momento una serie en el tercer periodo.

El dato

Copper Kupp atrapó 6 pases para 41 yardas y de ese modo rebasó la barrera de las 1,000 en la temporada por primera vez en su carrera profesional, un logro individual que sin embargo es empañado por la fea derrota de los Rams.

Lo que viene

Mientras hay vida, hay esperanza. Los Rams aún tienen posibilidades, aunque un tanto remotas, de regresar a los playoffs y lo primero será recuperarse rápido del tropiezo contra Dallas, porque el sábado por la noche (5:15 pm/TV: NFL Network) tendrán una difícil cita con los 49ers de San Francisco en el Levi's Stadium. El equipo de la Bahía tiene marca de 11-3 luego de haber sido sorprendido esta semana por Atlanta 29-22, un resultado que los mandó del primer lugar de la NFC a la zona de comodines. El juego será de sobrevivencia para Los Ángeles, mientras que para los 49ers, ya clasificados, será por posición en la conferencia.

Related Content

Advertising