Guía de la semana: otro lunes por la noche que puede resultar épico

Los Rams le dieron la vuelta al mundo hace un año cuando superaron con un inolvidable 54-51 a los Kansas City Chiefs en uno de los mejores partidos de Monday Night Football de la historia. Doce meses después, el Memorial Coliseum abre sus puertas para otro duelo que puede ser memorable al recibir Los Ángeles al conjunto que mejor está jugando en este momento en toda la liga: los Baltimore Ravens. El último lunes por la noche de la NFL en la historia del mítico estadio angelino dará inicio a las 5:15 pm (ESPN, ESPN Deportes, 1330 AM Tu Liga Radio).

Lo importante

El juego por sí solo es imperdible: un equipo talentoso y con orgullo que quiere defender su trono como son los Rams, y otro que se ha convertido en potencia conducido por un jugador fuera de serie para empezar a ser visto como favorito para llegar al Super Bowl. Los Ángeles tiene un récord de 6-4, apenas fuera de la zona de comodines que hoy ocupan Seattle (8-2) y Minnesota (8-3). Los Seahawks visitaban el domingo a los Eagles, mientras que los Vikings descansan. Es importante considerar que estos dos equipos se enfrentarán en la semana 13 en Seattle, lo cual supone una oportunidad para que los Rams ganen terreno, pero primero tienen que hacer su tarea este lunes.

El oponente

No es exagerado afirmar que estos Ravens (8-2) son una nueva sensación. Su actual racha de seis victorias incluye a víctimas como Pittsburgh, Seattle y New England, una cadena ganadora en la que el joven quarterback Lamar Jackson ha florecido al grado de ser serio candidato al “MVP” de la temporada. Jackson ha transformado a un conjunto tradicionalmente impulsado por su defensa en una aplanadora ofensiva que promedia 34 puntos por juego y que en sus anteriores tres triunfos sumó 127 unidades.

La mayor fortaleza es el ataque por carrera con 203 yardas por partido para ser el No. 1 de la liga. Jackson ha completado el 66% de sus envíos para 2,258 yardas, con 19 pases de TD y 5 interceptados, sumado a sus 781 yardas por carrera que lo ponen en una dimensión aparte. El corredor Mark Ingram (667 yardas, 8 TDs) y el ala cerrada Mark Andrews (48 rec., 598 yardas, 6 TDs) son otras armas de Baltimore, cuya defensa es fuerte al clasificarse como la 6ª mejor en puntos (19.6) y la 7ª contra la carrera (94.3 yardas), teniendo al linebacker Matt Judon como su líder de capturas de QB con 6.

Las claves

“La manera en que se mueve y las cosas que puede hacer son algo muy especial. Solo podemos tratar de encontrar la manera de derribarlo”

Aaron Donald

Acerca de enfrentar al QB Lamar Jackson

---

La clave más importante del partido para los Rams será contener al quarterback Jackson, quien juega rápido, sin complejos y casi siempre sin errores. Para tratar de limitar al quarterback de segunda temporada, la defensa debe ser muy activa –contra un atleta que elude a muchos oponentes– y disciplinada para no dejar carriles abiertos, porque el mariscal de 22 años de edad puede convertir cualquier descuido en una escapada de 40 ó 50 yardas. Los Rams, que en este momento tienen a la defensa como su lado fuerte del balón, ocupan el 5º lugar contra la carrera (89.1 yardas por juego) y el 10º en defensa total al contar con un personal talentoso y experimentado que lidera el liniero Aaron Donald (8 capturas de QB) y que incluye a los linebackers Clay Matthews (7 capturas) y Dante Fowler (6.5) y a los profundos Jalen Ramsey y Eric Weddle (72 tacleadas).

A la ofensiva, la clave debe ser otro juego sólido de la línea ofensiva, que contra los Bears no permitió captura. Todd Gurley corrió 25 veces para 97 yardas en ese partido y los Rams necesitan que su corredor estrella vuelva a tener una buena cantidad de intentos para que el ataque por pase, que este lunes tendrá de regreso a Brandin Cooks y tal vez a Robert Woods, sea más eficiente. Los Ravens lo saben. “Creo que si detenemos la carrera, ellos no estarán muy confiados en su ‘play action’, así que si frenamos a Gurley y Malcolm (Brown) vamos a estar bien”, estimó el safety Earl Thomas, un viejo rival de los Rams en sus años como estrella de los Seahawks.

El reencuentro

Este partido marcará el retorno del esquina Marcus Peters al Coliseum, pero ahora enfrentando al equipo con el que inició los primeros seis juegos de esta campaña antes de ser cambiado a Baltimore, ciudad donde el CB se ha acomodado muy bien sobre todo en coberturas de zona. En cuatro partidos como Raven, Peters tiene 16 tacleadas, 4 pases defendidos y, notablemente, dos pases interceptados que devolvió para touchdown, uno de 67 yardas contra Seattle y el otro de 89 vs. Cincinnati.

Mientras Peters ha dicho que no tiene cuentas pendientes con su exequipo, en Los Ángeles hay gusto por su buena actuación. “Estoy feliz de verlo hacer bien las cosas. Él fue parte importante de muchas cosas que hicimos bien los pasados dos años”, comentó Sean McVay. Peters no será el único que se enfrente a sus excompañeros el lunes. Eric Weddle llegó a L.A. tras jugar tres buenas temporadas en Baltimore, donde tuvo 10 pases interceptados. El safety carnero dijo en la semana que no pensaba revelar a los Rams secretos acerca de jugadores de los Ravens, en un gesto caballeroso de su parte.

Reporte de lesionados

Los Rams supieron salir adelante la semana anterior contra Chicago (17-7) cuando su situación de lesionados era alarmante. Ahora, para enfrentar a un equipo formidable, los campeones de la NFC tienen buenas noticias. Por un lado, el receptor abierto Brandin Cooks regresará a la acción tras estar fuera de circulación desde hace un mes a causa de conmoción cerebral. Y por otra parte, el también receptor Robert Woods regresó a los entrenamientos del equipo el jueves tras perderse el partido anterior debido a un asunto familiar. Se desconoce si jugará.

La única ausencia notable por lesión de los Rams será la del tackle derecho Rob Havenstein (rodilla). El profundo Darious Williams (tobillo) tampoco jugará. Por el lado de los Ravens, el tackle nariz titular Michael Pierce (tobillo) muy posiblemente no podrá estar, mientras que el tackle Ronnie Stanley (tobillo) y el receptor suplente Chris Moore (pulgar) están en duda.

En Las Vegas

La línea en las apuestas para este juego tiene a los enrachados Ravens como favoritos por 3.5 puntos sobre los Rams. En su último juego, el conjunto carnero cubrió la línea que tenía como favorito por 6.5 puntos contra Chicago al ganar por marcador de 17-7 y en la temporada está 6-4 contra el ‘spread’.

Un poco de historia

Este será el primer juego de la historia entre Baltimore y Los Angeles Rams. Estas franquicias se enfrentaron seis veces cuando los Rams jugaban en San Luis, con saldo de 4-2 a favor de los Ravens. El duelo más reciente fue en 2015 con marcador de 16-13 favorable a Baltimore, un partido en el que Todd Gurley anotó un touchdown.

Related Content

Advertising