Guía de la semana: Rams completan en Londres la primera mitad de su temporada

Son juegos que los Rams están llamados y casi obligados a ganar. La semana pasada fueron los Atlanta Falcons, a quienes se les venció con comodidad para romper una inesperada racha de tres descalabros. Y este domingo el rival en turno son los Cincinnati Bengals, que llegan como el peor equipo de la temporada. Pero en la NFL los partidos hay que jugarlos y ganarlos en la cancha. Lo distinto del encuentro correspondiente a la semana 8, la cual marca la “yarda 50” de la campaña para los Rams, es que se juega en Londres, a donde los campeones de la NFC llegaron la mañana del viernes previo a otro compromiso en la capital británica, donde perdieron 17-10 con los NY Giants en 2016 y blanquearon 33-0 a Arizona en 2017. El kickoff del juego sobre la cancha de Wembley será a las 10 am (CBS y 1330 AM Tu Liga Radio).

La semana anterior

El esquina Jalen Ramsey hizo un estupendo debut como nuevo miembro de los Rams, cuya defensa dominó a los Falcons para un 37-10 que puso al equipo carnero con récord de 4-3. Todd Gurley realizó una espectacular atrapada de 13 yardas para el primer touchdown del juego y Gerald Everett anotó en recepción de 8 yardas durante una embestida de 30 puntos sin respuesta. Los equipos especiales contribuyeron con tres goles de campo de Greg Zuerlein, incluyendo uno de 55 yardas, y un touchdown de Darious Williams en los instantes finales al recuperar un fumble tras patada de despeje de Johnny Hekker.

El oponente

Los Bengals han caído muy bajo en 2019 al perder sus primeros siete juegos en la primera temporada del entrenador Zac Taylor, excoach asistente de Sean McVay en los Rams. Luego de haber disputado los playoffs cada año entre 2011 y 2015, Cincinnati tan solo ha ganado 19 de sus siguientes 55 juegos. La crisis toca directamente al quarterback Andy Dalton, quien la jornada anterior completó 22 de 43 pases, con 3 envíos interceptados en una derrota de 27-17 ante Jacksonville. Se especula que los Bengals podrían cambiar a Dalton antes de la fecha límite de cambios de la NFL del jueves.

Las claves

Contra un oponente con tantos problemas como los Bengals la clave debe ser, por encima de todo, no subestimarlos y jugar con seriedad. En específico una clave puede ser establecer el ataque por carrera. Los Rams ocupan el lugar 23 de la liga en yardas por carrera con un promedio de 97.1 por partido, pero Cincinnati presenta la oportunidad de atacar con más repeticiones. Los Bengals son el último lugar para defender la carrera con 189 yardas en promedio. Sería muy grato si Todd Gurley puede registrar su primer juego de 100 yardas en la campaña. La semana pasada tuvo solo 41 yardas en 18 intentos mientras el novato Darrell Henderson sumaba 31 en 11. Obviamente, la línea ofensiva de los Rams necesita seguir trabajando y logrando mayor cohesión y este partido en Londres está a modo para ello.

“Esos fans son un poco distintos, se emocionan por todo… Es muy agradable tener la oportunidad de jugar un partido internacional… Es una buena oportunidad para los muchachos de agregar un sello en sus pasaportes para ir y vivir la experiencia”

Todd Gurley

Corredor de los Rams sobre jugar en Londres

Nuestro QB

Con el beneficio de tener buena protección en la bolsa, Jared Goff jugó bien contra los Falcons, 22 de 37 pases, con 2 de touchdown, ninguno interceptado, y también corrió para una anotación mostrando habilidad para burlar a un defensor. Cincinnati aparece como la defensa 32 de la NFL, pero su entrenador en jefe, Zac Taylor, conoce muy bien a Goff y al ataque carnero tras haber sido coach de receptores y luego de quarterbacks antes de irse de Los Ángeles rumbo a Ohio. Está por verse si eso supone una desventaja para los Rams. Goff no lo cree así: “Sabe mucho de nuestras cosas, no solo mías, sino de toda la ofensiva en conjunto. Sin embargo, hemos cambiado mucho en los pasados seis a nueve meses. Desde que él estaba aquí hemos cambiado defensivamente, ofensivamente, a veces esquemáticamente. Existe la idea de que él estará un paso delante de nosotros, pero nosotros vamos a ir a jugar nuestro partido”.

Bajo la lupa

Este puede ser un juego grande para Aaron Donald, quien aunque llega con la modesta suma de 4 capturas de quarterback (en 2018 sumaba 8 luego de siete juegos) ha jugado bien, además de que la línea ofensiva de los Bengals es débil y ya ha permitido 24 derribes. La semana anterior, los Rams tuvieron 5 capturas, tres de ellas del LB Dante Fowler. Donald detuvo una vez a Matt Ryan y en esa jugada el mariscal de Atlanta salió lesionado. Drew Brees, de los Saints, también tuvo que abandonar el juego por un golpe limpio del No. 99 en la semana 2.

Reporte de lesionados

El corredor Malcolm Brown (tobillo) y el linebacker Bryce Hager (hombro) se perderán su segundo partido seguido y el esquina Troy Hill, que inició los anteriores dos juegos, está en duda por una lesión muscular en la parte posterior del muslo (corva). Si no puede jugar, Darious Williams tomaría su lugar. Por supuesto, el linebacker Clay Matthews sigue fuera de circulación mientras se recupera de la quijada. Los Bengals, de por sí en una pésima temporada, descartaron a tres titulares para enfrentar a Los Ángeles: el tackle izquierdo Cordy Glenn (conmoción cerebral), el esquina Dre Kirkpatrick (rodilla) y el receptor A.J. Green (tobillo). Este último no ha podido ver acción en todo 2019. Cabe recordar que el WR John Ross, tal vez el mejor jugador del equipo, está en la reserva de lesionados (hombro). Tampoco jugará el esquina suplente Darqueze Dennard (corva).

En Las Vegas

La línea en las apuestas para este juego tiene a los Rams como amplios favoritos: entre 12.5 y 13.5 puntos. Las derrotas de Cincinnati esta temporada han sido por 1, 24, 4, 24, 3, 6 y 10 puntos. La semana anterior, el conjunto carnero cubrió fácilmente la línea que tenía como favorito por 3.5 puntos vs. Atlanta y en la temporada está 4-3 contra el ‘spread’.

Un poco de historia

Rams y Bengals han sostenido 13 encuentros en la historia, con ventaja de 8-5 para Cincinnati, que ganó los anteriores tres duelos. La última vez que los Rams los vencieron fue en 2003 (27-10) y la más reciente ocasión que lo hicieron como equipo de Los Ángeles ocurrió en 1984 (24-14).

Advertising