Advertising

Los Rams se frotan las manos con un perímetro de lujo para su defensa

Las palabras del gerente general de los Rams, Les Snead, fueron directas y profundas: “En 2017 tuvimos récord de 11-5 y ganamos la División Oeste. Cumplimos, pero definitivamente no estamos satisfechos y vamos a seguir trabajando para mejorar en eso”.

Lo anterior se traduce en que el equipo de Los Ángeles, que la temporada pasada sorprendió al convertirse en un divertido protagonista de la NFL, no se conforma con sus logros recientes y piensa en grande en los años por venir.

Pero para pensar en grande se necesita de grandes jugadores, así que los Rams presentaron, en el día de inicio de la agencia libre 2018, a dos defensivos que fácilmente pueden ser considerados entre los mejores de su posición: los esquineros Aqib Talib y Marcus Peters, que fueron adquiridos de Denver y Kansas City, respectivamente.

“Este es un gran dia para nuestra organización porque cada vez que puedes adquirir a jugadores de este calibre… siempre los vamos a tomar”, dijo el entrenador en jefe Sean McVay. “Estos hombres son jugadores especiales que traen su gran pasión por el juego a nuestro equipo”.

Talib, de 32 años de edad, ha sido considerado durante una década uno de los esquinas más completos de toda la liga jugando para Tampa Bay, Nueva Inglaterra y Denver, equipos donde jugó bajo el coordinador defensivo Wade Phillips. Poder jugar de nuevo para el legendario genio de la defensa es una de las grandes razones por las que el cinco veces seleccionado al Tazón de Pprofesionales o Pro Bowl vestirá ahora el jersey de los Rams.

“Estoy en la parte final de mi carrera, sólo quiero estar cómodo”, dijo Talib, quien en su carrera suma 34 pases interceptados y 10 touchdowns. “No hay un lugar para estar más cómodo que con Wade Phillips. Él pone a los jugadores en posición de tener éxito. Si me iba a ir a algún otro lado, quería estar cómodo y definitivamente lo estoy en L.A.”.

Quiere divertirse en L.A.

Mientras Talib llega con toda su experiencia, que incluye un anillo de Super Bowl, para hacerse cargo de una de las dos esquinas, Peters, de 25 años, apenas está en sus primeras campañas y ya se le considera una joven estrella luego de jugar para los Chiefs entre 2015 y 2017 con un total de 19 pases interceptados y dos viajes al Pro Bowl.

“Vi lo mucho que se divirtieron los jugadores de los Rams (la temporada pasada). Se veía como una atmósfera de un verdadero equipo”, elogió Peters sobre su nuevo equipo y su nuevo entrenador McVay. “Amo este juego, asi que pongo atención en todo lo que pasa, y ver su transición con los jugadores siendo un entrenador joven, fue excelente ver eso”.

Para poder hacerse de Talib y Peters, dos hombres muy capaces cada quien de borrar al mejor receptor del equipo contrario por su habilidad para las coberturas, los Rams hicieron uso de sus selecciones colegiales.

Por Talib, los Rams cedieron una de 5ª ronda del próximo Draft a los Broncos, y por Peters enviaron una de 4ª ronda de 2018 y una de 2ª de 2019 a los Chiefs, quienes también dieron a los Rams una selección de 6ª ronda de este año.

“Es raro poder obtener a dos jugadores de este calibre, asi que cuando se presenta la oportunidad quieres ser agresivo para conseguirlo y felizmente las cosas se dieron rápidamente”, comentó McVay, quien se frota las manos con la posibilidad de tener una defensa que provoque más balones perdidos por la oposición. “Si podemos adquirir a jugadores que pueden cubrir y crear esos balones perdidos, sabemos que vamos a mejorar a la defensa y creemos que eso es exactamente lo que tenemos con estos dos hombres”.

¿El mejor grupo de profundos?

Los Rams tuvieron la ofensiva más anotadora de la NFL en 2017, pero defensivamente acabaron en el lugar 12 de la NFL en puntos recibidos y en el 19 en yardas permitidas. El objetivo es levantar más esa defensa, que ahora necesita encontrar los reemplazos de los linebackers Alec Ogletree y Robert Quinn, cambiados a NY Giants y Miami, respectivamente.

Mientras se les echará de menos a esos dos confiables guerreros defensivos, los Rams creen que la profundidad que tienen en la defensa secundaria les permitirá consolidar de mejor forma el esquema defensivo 3-4 que impuso el coach Phillips al llegar al equipo en 2017.

El perímetro carnero tiene en este momento a tres jugadores que han estado en el Pro Bowl (Talib, Peters y Sam Shields), a un safety que es garantía como Lamarcus Joyner, al que los Rams nombraron su jugador franquicia, al joven safety John Johnson, que tuvo impacto como novato la temporada anterior, y al valioso y versátil esquinero Nickell-Robey Coleman, a quien firmaron por tres campañas tras un excelente año 2017.

Ofensivamente, los Rams cuentan con talento de sobra, pero McVay sabe que necesita encontrar en su roster a alguien que levante la mano y tape el hueco dejado por la salida del receptor Sammy Watkins, quien a pesar de que no logró llegar a su tope en 2017 (39 recepciones, 593 yardas), le dio al quarterback Jared Goff un arma muy efectiva en la zona roja (8 touchdowns).

“Otros jugadores van a tener que levantar la mano”, dijo McVay. “Pero es un momento emocionante para nosotros por seguir buscando la manera de conseguir lo que hicimos el año pasado, y seguir mejorando a pesar de quedarnos sin un gran jugador como Sammy Watkins”.

La temporada 2018 ha empezado con “jugadas” de impacto en las oficinas de los Rams.

This article has been reproduced in a new format and may be missing content or contain faulty links. Please use the Contact Us link in our site footer to report an issue.

Related Content

Advertising