Rams ganan en Londres gracias a memorable juego de Cooper Kupp

La brillantez de Cooper Kupp alcanzó el domingo en Londres nuevas alturas cuando el receptor de los Rams acumuló 220 yardas en 7 recepciones, para ser la mayor figura en el triunfo de Los Ángeles sobre los Cincinnati Bengals por 24-10 ante una asistencia de 83,720 espectadores en Wembley. Gracias al mejor partido de Kupp como profesional y a que la defensa no permitió puntos en la segunda mitad, los campeones de la NFC concluyen la primera mitad de la temporada con un récord de 5-3 luego de hilvanar triunfos lejos del Memorial Coliseum.

En resumen

Con el juego empatado 10-10 en el segundo periodo y con el balón sobre su yarda 35, Sean McVay envió una de las mejores del equipo en esta temporada: una corrida reversible con Kupp llevando el balón lateralmente de izquierda a derecha y cediéndolo a Robert Woods, quien luego se lo entregó a Jared Goff. El quarterback localizó a Kupp, quien tras el acarreo inicial continuó su ruta pegado a la banda derecha. El pase fue completo a la altura de la yarda 50 y coincidió con la caída del defensivo profundo B.W. Webb. Con nadie enfrente, Kupp aceleró para llegar a la línea de gol, donde venció al profundo William Jackson para anotar.

“Sí, hemos estado trabajando en esa jugada por un tiempo. Nunca sabes cuándo la van a mandar”, dijo Kupp sobre la explosión acción que circula abundantemente en los noticieros y en las redes sociales. “La defensa en esa jugada tenía una apariencia interesante, no era exactamente lo que queríamos desde el punto de vista de la cobertura, pero Jared (Goff) jugó el balón muy bien”.

Kupp ya había causado estragos con recepciones importantes para preparar las anotaciones previas de los Rams, como su atrapada de 21 yardas que mantuvo la serie para el gol de campo de Greg Zuerlein (23 yardas) para los primeros puntos del partido, o las recepciones de 31 y 23 yardas, ambas en tercera oportunidad, que pusieron la mesa para el touchdown de Josh Reynolds en pase de 31 yardas de Goff para el marcador de 10-3 en el segundo cuarto. Más tarde, en el tercer periodo y con los Rams ganando 17-10, Kupp hizo otra jugada grande: recepción de 40 yardas para poner a su equipo en la 14 de Cincinnati, para que cuatro jugadas después Todd Gurley anotara en carrera de 3 yardas por una esquina, poniendo las cuentas finales de 24-10.

Lo importante

Los Rams hicieron su tarea por segunda semana seguida contra un equipo débil. Primero fue Atlanta para quebrar una racha de tres derrotas y ahora Cincinnati (0-8) para hilvanar triunfos y conservar la distancia en la División Oeste respecto a San Francisco (7-0) y Seattle (6-2), que ganaron sus respectivos juegos de la semana 8. No fue una actuación impresionante de los Rams ni mucho menos, incluso los Bengals posiblemente merecían la anotación que les fue anulada en los últimos segundos del partido al cambiarse un TD a pase incompleto. Pero entre las cosas positivas a rescatar de Los Ángeles figuraron la línea ofensiva, que no permitió captura de quarterback por segunda semana consecutiva, y la defensa, que aunque fue vulnerada con 401 yardas totales, logró 5 derribes de mariscal para sumar 10 en ocho días. Los Rams, en la era de McVay, no conocen la derrota en temporada regular contra equipos de la Conferencia Americana, ahora con marca de 10-0.

Nuestro quarterback

Goff, aprovechando la buena protección y la explosiva jornada de Kupp, registró otro juego de largo alcance: 17 pases completos de 31 lanzados para 372 yardas, 2 TD’s y ningún pase interceptado. También es cierto que tres de sus envíos incompletos se les cayeron de las manos a defensivos de Cincinnati, lo que pudo haber complicado el encuentro. No obstante, Goff amaneció el lunes como líder de la NFL en yardas por pase con 2,367, por encima de Aaron Rodgers (2,324) y Philip Rivers (2,315). Andy Dalton, que completó 32 de 52 para 329 yardas y 1 TD contra los Rams, es cuarto en la lista (2,252).

Los destacados

Por supuesto Cooper Kupp fue el mejor jugador sobre la cancha de Wembley con sus 220 yardas por recepción. El hombre de 26 años de edad fue particularmente efectivo por el centro del campo, detrás de la zona de los linebackers, para llegar a su quinto partido de arriba de 100 yardas en la temporada, todo esto luego de que se perdió la segunda mitad de la campaña anterior por una cirugía de rodilla. Antes del domingo, su récord de yardas en un juego era de 162 contra Minnesota el año pasado. Y ahora Kupp ocupa el segundo lugar de la liga con sus 792 yardas, solamente debajo del estelar Michael Thomas, de los Saints (875). Josh Reynolds también destacó a la ofensiva con 73 yardas en 3 recepciones, incluyendo su touchdown de 31 yardas. Del lado defensivo, el linebacker de segunda temporada Obo Okoronkwo llamó la atención con 1.5 capturas entre sus buenas jugadas presionando al quarterback. Y Dante Fowler Jr. volvió a sumar múltiples capturas al acreditarse 1.5 para llegar a 6.5 en la campaña y pasar a ser líder del equipo.

El dato

“Escuché que soy el 12º jugador de la historia en lograrlo, es un dato muy especial, y también es increíble que sucediera contra los Bengals, estuve con ellos por tanto tiempo, así que creo que es una de esas cosas de las que te sientes muy orgulloso”

Andrew Whitworth

Tackle ofensivo de los Rams

---

Una vez que se consumó el triunfo y el coach McVay entregó en el vestidor balones de premio a Goff y Kupp por sus productivas jornadas en Londres, vino un momento especial para Andrew Whitworth cuando su entrenador le dio otro balón del partido por un logro raro y notable: el tackle izquierdo de los Rams venció a los Bengals, el equipo con el que jugó sus primeras 11 temporadas en la liga, y ahora el veterano de 37 años de edad puede presumir que ha derrotado en el campo a los 32 conjuntos de la NFL. Whitworth reunió a todo el equipo para romper filas en el vestidor y ahí dijo con toda seriedad: “Tenemos una semana libre para descansar nuestros cuerpos… Nos quedan ocho juegos para demostrar quiénes somos”.

Lo que viene

McVay les dijo a sus jugadores que tendrán toda la semana libre aprovechando que el equipo descansa tras haber sostenido su juego internacional, para luego regresar a entrenar el lunes próximo de cara al encuentro correspondiente a la semana 10 como visitantes en contra de los Pittsburgh Steelers. Ese partido marcará el comienzo de la segunda mitad de temporada, la cual luce llena de compromisos de alto grado de dificultad. Luego de jugar en Pittsburgh habrá duelos contra la feroz defensa de los Chicago Bears en domingo por la noche y ante el incómodo ataque de los Baltimore Ravens en lunes por la noche, ambos en el Memorial Coliseum.

The Los Angeles Rams take on the Cincinnati Bengals for Week 8 in London at Wembley Stadium!

Advertising