Rams News | Los Angeles Rams - therams.com

"Por amor al juego": La recepción más improbable de Cooper Kupp tiene a los Rams en la final de la NFC

Los Rams jugaron mejor que los Buccaneers en el partido del domingo, dominaron casi todo el tiempo y lo debieron de haber ganado realmente sin apuros. Pero "los dioses" del fútbol americano dispusieron que el juego correspondiente a los playoffs divisionales iba a tener un final dramático para poner a prueba el carácter de los Rams.

Un pase de 44 yardas de Matthew Stafford a Cooper Kupp puso a los Rams en la yarda 12 de Tampa Bay y en la siguiente jugada Matt Gay pateó un gol de campo de 30 yardas mientras el tiempo expiraba para firmar la victoria de 30-27.

Los Ángeles recibirá el domingo a San Francisco en el juego de campeonato de la NFC con la oportunidad de convertirse en el primer equipo de la historia en tener en su estadio la final de conferencia y luego, en caso de ganar, el Super Bowl.

El equipo de Sean McVay ganó a pesar de cometer cuatro fumbles en el partido y despilfarrar una ventaja que llegó a ser de 24 puntos en el tercer periodo.

"Qué increíble señal de resistencia ayudándose unos a los otros. Muchas cosas no nos salieron bien en la segunda mitad, pero los jugadores siguieron peleando y encontraron la manera", dijo McVay, quien dirigirá su segunda final de la NFC.

"Haber cometido esos cuatro balones perdidos es algo que absolutamente debemos de limpiar, pero mi parte favorita es que los muchachos se mantuvieron juntos: nadie brincó, nadie parpadeó".

Los Rams hicieron muchas cosas buenas en las tres fases del juego (ofensa, defensa y equipos especiales), pero la jugada más importante de todas -el pase largo a Kupp cerca del final- será recordada porque en realidad no es lo que ellos buscaban.

Stafford hizo pagar a los Buccaneers

Con el partido 27-27 luego de que los Buccaneers recuperaron el segundo fumble de Cam Akers y anotaron en carrera de Leonard Fournette restando solo 42 segundos, Stafford y su ofensiva regresaron al campo para tratar de dejar tendidos en el campo a los campeones del pasado Super Bowl.

La serie empezó con un intento de carrera de Stafford que terminó siendo captura en su yarda 24, pero luego el quarterback encontró a Kupp con un pase perfecto para ganancia de 20 yardas hasta la 44, saliéndose del campo el receptor para detener el reloj con 28 segundos.

En la siguiente jugada, sucedió lo inesperado: Stafford se plantó en la bolsa, su línea le dio suficiente tiempo ante el "blitz cero" de la defensa y soltó un pase largo por todo el centro del campo que Kupp atrapó luego de llevarse por velocidad al safety Antoine Winfield Jr., quien se había quedado solo para resguardar al ganador de la triple corona. Fue una ganancia de 44 yardas.

La ofensiva de los Rams, que ya no tenían tiempos fuera, pudo colocarse a tiempo para que Stafford azotara el balón y detuviera el juego con solo 4 segundos por delante. Gay, quien había fallado un intento de 47 yardas a principios del cuarto periodo, esta vez acertó en su patada para ganar el partido y dar inicio a la celebración.

Después del triunfo, Stafford y Kupp revelaron entre sonrisas la naturaleza de esa jugada crucial que hizo posible el gol de campo ganador, explicando que la ruta vertical de Kupp tenía por intención llevarse la cobertura y abrir espacio para otros receptores. Lo que le dio otra dimensión a la jugada fue que Tampa Bay envió la carga completa.

"Sean (McVay) estaba en mi oído y me dijo: 'Hey, vamos rápido. No los dejes que preparen su presión', o algo así", relató Stafford. "Ellos decidieron mandar la casa completa con 'blitz cero'. La ruta de Cooper en esa jugada nosotros la describimos en nuestras reuniones como la ruta 'Por amor al juego'. El receptor realmente nunca recibe el balón, solo ayuda a abrir algo de espacio".

Stafford dijo que ante el 'blitz' muy agresivo de los Buccaneers, su mejor opción era lanzar el pase profundo a Kupp en vez de tratar de encontrar a sus receptores en rutas intermedias.

Kupp detalló que él siguió corriendo en la jugada aunque sabía que era improbable que le lanzarán el pase, y admitió que sintió como que el balón tardó una eternidad en llegarle.

"De verdad, lo que él fue capaz de hacer en esa jugada con un 'blitz cero', poder plantarse ahí, lanzar el balón y ponerlo donde lo puso, es una jugada increíble de Matthew", elogió Kupp, quien terminó el juego con 183 yardas.

Así que "Por amor al juego", como le llaman a esa jugada, le dio a los Rams el boleto a la siguiente ronda y se convierte desde ahora en una acción de referencia al menos en estos playoffs.

Los Rams siempre fueron superiores

La ofensiva por pase de los Rams hizo daño desde el principio, cuando Stafford empezó a distribuir sus pases mientras la defensa de L.A. mantenía a Tom Brady sin ritmo.

Los Rams anotaron 17 puntos luego de sus primeras tres posesiones de balón. El primer touchdown fue en un pase de 7 yardas al ala cerrada Kendall Blanton, quien en toda su carrera sumaba solo 4 recepciones. Y en el primer minuto del segundo periodo Stafford localizó a Kupp solo pegado a la banda con un pase largo. El receptor logró eludir a dos profundos para llegar hasta la zona final en jugada de 70 yardas que puso el marcador 17-3.

La ventaja siguió aumentando con el segundo gol de campo de Gay y luego, en los primeros minutos del tercer periodo, con un touchdown de Stafford, quien se lanzó desde la yarda 1 para anotar. Esa serie había empezado en la yarda 28 de Tampa Bay gracias a la excelente devolución de despeje de Brandon Powell de 33 yardas.

El juego estaba 27-3, pero los Rams tenían claro que con Brady en la cancha ninguna ventaja era para bajar el ritmo.

"Yo sabía que todo se iba a definir al final", aseguró Von Miller, que tuvo otra brillante actuación. "Todas las veces que jugué contra Tom Brady, siempre se definieron hasta el final. Ninguna ventaja que tuvimos era segura. Pero estoy orgulloso de los muchachos. Se necesitó de todos y todos respondieron".

El problema fue que aunque los Rams no bajaron el ritmo ni ofensiva ni defensivamente, empezaron a acumularse los descuidos. El primero había sido antes del medio tiempo cuando Akers cometió un fumble en la yarda 1 de Tampa Bay, costándole puntos a su equipo.

Luego, casi al final del tercer periodo con el marcador 27-6, Kupp cometió un raro error al perder el balón en su yarda 40. Sean Murphy-Bunting recuperó el fumble y devolvió 10 yardas. El regalo fue convertido en touchdown por carrera de Fournette de 1 yarda para poner el marcador 27-13.

Los Rams acariciaron el triunfo otra vez cuando Von Miller le hizo perder el balón a Brady y él mismo recuperó en la yarda 25 de los Buccaneers. Sin embargo, en la siguiente jugada, Brian Allen centró el balón cuando Stafford no lo esperaba en formación escopeta y el ovoide fue recuperado por Tampa Bay en la 45 de Los Ángeles, en otra jugada que costó al menos tres posibles puntos.

Restando 3:20 minutos y con miles de aficionados saliendo del estadio, el receptor Mike Evans superó en lo profundo a Jalen Ramsey y Brady lo localizó para touchdown de 55 yardas. El juego ya era de una sola posesión, y vendría otro grave error de los Rams.

Tratando McVay de quemar el resto del tiempo con carreras, Akers perdió el balón por el manotazo de Ndamukong Suh y Lavonte David lo recuperó en la yarda 30 de Los Ángeles. Siete jugadas después, Fournette anotó desde la yarda 9 en 4a. oportunidad faltando 42 segundos.

Ganar contra Brady con todos esos errores no se ve todos los días, pero sucedió el domingo.

La frase

"Hubiera preferido poner una rodilla en el suelo al final arriba por tres anotaciones, pero es mucho más divertido cuando tienes que hacer una jugada así para ganar el juego. Sacarle el alma a alguien"

Matthew Stafford

Acerca del pase final a Cooper Kupp

Nuestro quarterback

Matthew Stafford, que pasó 12 años en Detroit sin un solo juego ganado de postemporada, ganó su segundo en un lapso de siete días tras una actuación de 28-38, 366 yardas, 2 pases de touchdown, ninguno interceptado y una carrera de TD. Fue capturado 2 veces para 11 yardas en una muy buena labor de su línea ofensiva. En las victorias sobre Arizona y Tampa Bay en estos playoffs tiene números acumulados de 41-55, 568 yardas, 4 pases de touchdown, cero interceptados y 2 anotaciones por carrera. "Creo que Matthew Stafford estuvo increíble todo el partido. Su aplomo, su comando y comportamiento, su toma de decisiones", dijo McVay acerca de su mariscal de campo.

Tom Brady, por su parte, completó 30 de 54 para 329 yardas, 1 pase de TD, 1 interceptado (Nick Scott) y fue capturado atrás 3 veces para 21 yardas.

Otros destacados

Cooper Kupp. Demostró su grandeza al reponerse de un costoso balón perdido para terminar haciendo las recepciones más importantes de la campaña para su equipo. Acabó con 9 atrapadas, 183 yardas y 1 TD.

Von Miller y Aaron Donald. El linebacker estuvo presionando a Brady de manera constante, terminando con 4 tacleadas, 1 captura, fumble forzado y fumble recuperado. Ha hilvanado seis partidos con al menos un "sack". Donald, por su parte, registró 5 tacleadas, dos de ellas detrás de la línea de golpeo, 1 captura y 1 pase defendido.

Brandon Powell. El regresador de patadas sigue con su gran actuación desde que se unió al equipo. Tuvo 3 devoluciones de despeje para un total de 60 yardas (incluyendo una de 33). También hizo un regreso de kickoff para 19.

El dato

49-1

El récord de Tom Brady en su carrera cuando el equipo rival cometió 4 balones perdidos. Los Rams se encargaron de propinarle su primera derrota el domingo, según datos de ESPNStats.

Lo que viene

En una temporada en la que la División Oeste de la NFC se distinguió como la más fuerte de toda la liga, no es del todo sorpresivo que Rams y 49ers sean quienes disputen el campeonato de la conferencia. Apenas el 9 de enero, en la Semana 18 de la campaña, San Francisco ganó 27-24 en tiempo extra en una épica batalla en Inglewood para su sexto triunfo seguido contra los Rams. El kickoff del juego de campeonato será a las 3:30 pm PT (FOX) del domingo y algunos analistas ya han empezado a señalar que el partido en SoFi Stadium es el más grande de todos los tiempos para la NFL en el área de Los Ángeles dada su importancia y también por la rivalidad entre L.A. y San Francisco. El vencedor jugará el Super Bowl el 13 de febrero en Inglewood contra quien gane entre Kansas City y Cincinnati en la AFC. Por cierto, Stafford dijo que ojalá que el azul y amarillo se vean con fuerza en el estadio esta vez.

The Los Angeles Rams take on the Tampa Bay Buccaneers for the Divisional round at Raymond James Stadium. Take a look at photos from the matchup!

Related Content

Advertising