"Es un monstruo": los Eagles esperan a Aaron Donald y los motivados Rams

El calendario de juegos de los Rams en el mes de septiembre pintaba en el papel como uno de los más difíciles de toda la NFL con juegos contra Dallas y luego visitas a Philadelphia y Buffalo, dos equipos de playoffs en 2019.

Los Rams (1-0) hicieron un buen trabajo en la jornada inaugural para superar a los Cowboys 20-17 en la apertura del SoFi Stadium. Y este domingo juegan contra unos Eagles (0-1) que de pronto lucen más accesibles de lo previsto debido al maltrato que sufrieron contra Washington: 27 puntos seguidos en una derrota de 27-17. En otras palabras, para Los Ángeles se presenta una buena oportunidad de asegurar un saldo positivo en el trío de complicados duelos para abrir la campaña.

El kickoff en el estadio Lincoln Financial Field está programado a las 10 am PT (FOX).

Las claves

Los Rams, con mucha gente joven en su ofensiva, fueron inteligentes en la primera semana al atacar con un plan de juego basado en engaños de carrera (play action), pases rápidos y mucha ganancia después de la recepción. Eso ayudó a que Jared Goff fuera un facilitador con 20 de 31 en pases detrás de una línea ofensiva que se vio compacta y dominante. Contra los Eagles, el ataque de Los Ángeles debe seguir la misma línea. Otras claves del juego pueden ser las siguientes:

  • Poner el ovoide en las manos de Cooper Kupp y Robert Woods suena como una excelente idea para Los Ángeles. Los dos receptores de mil yardas están muy motivados tras firmar lucrativos contratos multianuales.
  • Los Rams tienen el personal para poner presión en el quarterback Carson Wentz, de limitada movilidad y que viene de ser capturado atrás 8 veces por Washington para más de 60 yardas.
  • El entrenador de los Eagles Doug Pederson y su staff son demasiado astutos como para permitir que Aaron Donald se dé un festín contra una línea ofensiva disminuida. Habrá oportunidades para los linebackers Leonard Floyd y Samson Ebukam, entre otros.
  • Los Eagles tienen tal vez la mejor pareja de alas cerradas de la liga con Zach Ertz y Dallas Goedert. La defensa de los Rams, sobre todo los safeties John Johnson y Taylor Rapp, tendrán una tarde ocupada para tratar de mantenerlos bajo control.

Reporte de lesionados

Por los Rams, el ala cerrada Gerald Everett (espalda) fue puesto como "cuestionable", pero Sean McVay dijo que Everett puede jugar el domingo. 

Por el lado de los Eagles el receptor abierto Alshon Jeffery está fuera (pie) y los alas defensivas Derek Barnett (corva) y Brandon Graham (conmoción cerebral) están "cuestionables" aunque se espera que jueguen. Philadelphia ya contará con su fichaje más importante: el tackle defensivo exSteeler Javon Hargrave (pecho, corva), y también recuperan al tackle derecho Lane Johnson (tobillo) y al corredor Miles Sanders (corva).

Aaron Donald

El dos veces Jugador Defensivo del Año inició la temporada 2020 causando terror a los Cowboys, cuyo ataque no pudo acomodarse ante la presencia de "AD". Tuvo solo una captura, pero constantemente incomodó al quarterback Dak Prescott y de manera frecuente ocupó a dos o hasta tres bloqueadores. Una jugada en la que puso en el suelo a tres hombres de Dallas causó sensación esta semana en las redes sociales. 

Lo curioso es que su rival de este domingo, los Eagles, son el único equipo de la liga contra el que Donald no ha registrado captura de quarterback con al menos dos partidos disputados (se ha enfrentado tres veces a Philadelphia).

Así lo dijeron

"Es un monstruo. Todo mundo lo sabe. Todos alrededor de la liga saben el tipo de jugador que es y cómo realmente puede arruinar un plan de juego de la ofensiva".

Carson Wentz

Quarterback de los Eagles acerca de Aaron Donald.

Receptor recompensado

El juego en Philadelphia servirá para que el receptor abierto Robert Woods "estrene" su extensión de contrato anunciada el viernes. El acuerdo es por cuatro temporadas más y se une al convenio logrado una semana antes por los Rams con Cooper Kupp. 

Woods, que en la semana 1 tuvo 105 yardas en 6 recepciones contra Dallas, ha hilvanado mil yardas las anteriores dos temporadas para elevar sus bonos como uno de los receptores más completos y efectivos de toda la liga. De hecho, contando las últimas tres campañas, Woods se encuentra entre los primeros 11 lugares de la NFL para un receptor abierto en atrapadas, yardas por recepción y yardas después de la recepción, según datos de ESPN.

Contra la historia

Si hay un equipo contra el que la franquicia de los Rams ha sufrido en años recientes, es Philadelphia, al que el equipo carnero no ha podido vencer desde 2004. 

Son seis triunfos en fila para los Eagles, incluyendo dos desde que los Rams regresaron al sur de California: 43-35 en 2017 en el notable juego en el que Carson Wentz quedó fuera por lesión para que luego Nick Foles condujera a los Eagles al título del Super Bowl, y 30-23 en 2018, otro juego con un lesionado de impacto, Todd Gurley, a pesar de lo cual L.A. llegó hasta el Super Bowl.

La última vez que los Rams de Los Ángeles ganaron en Philadelphia fue en la ronda de comodines de 1989 (21-7). La serie histórica favorece a los Eagles 22-19-1.

Related Content

Advertising