Los Rams buscan cerrar septiembre perfecto al visitar a unos Bills que se han vuelto ofensivos

En lo que es uno de los partidos más interesantes de la Semana 3 de la NFL, los Rams se presentan este domingo en el estado de Nueva York para enfrentar a los Buffalo Bills a las 10 am PT (FOX). 

Hay un factor ciertamente fortuito que en esta ocasión juega a favor de Los Ángeles: el equipo de Sean McVay no tiene que pisar la cancha del estadio de los Bills en el invierno, cuando el clima normalmente es muy frío y adverso, además de que por la pandemia no habrá aficionados en las tribunas. Los Rams jugaron la semana anterior también en la Costa Este, contra Philadelphia.

Ambos equipos han ganado sus dos partidos viéndose muy balanceados y buscarán mantenerse en la cima de sus respectivas divisiones. Los Bills son favoritos en las apuestas por 1.5 ó 2 puntos.

 Las claves

- La principal clave para los Rams es evitar que el quarterback rival, Josh Allen, tenga otro festín lanzando el balón como lo hizo en las primeras dos semanas para los Bills. Allen, quien esta semana fue comparado por el safety John Johnson con Ben Roethlisberger por su potente brazo y corpulencia (mide 1.96 m y pesa 107 kg), que le hace muy difícil de derribar, se ve mucho mejor este año. A eso se debe que Buffalo sea hoy el equipo No. 3 de la liga en ofensiva luego de haber sido el 24 la temporada pasada.

Allen fue caracterizado como un quarterback más hábil para correr que para lanzar durante sus primeras dos temporadas en la liga: corrió para 1,141 yardas y 17 touchdowns mientras completaba apenas el 55% de sus pases. Pero antes de comenzar esta Semana 3 él lideraba la NFL con 727 yardas por pase tras completar el 70% de sus envíos, con 6 pases de TD y ninguno interceptado. 

- Tan importante para los Rams es enfriar el brazo y las piernas de Allen como lo es hacerle un buen trabajo de cobertura al veloz y astuto receptor abierto Stefon Diggs, quien ha ayudado a cambiarle de rostro al ataque de Buffalo. El exViking de Minnesota está empatado en el primer lugar de la liga con 239 yardas por recepción y es líder con cinco atrapadas de 20 o más yardas. Aquí es cuando tener a un esquina como Jalen Ramsey realmente importa para los Rams.

- Micah Kiser, el linebacker interior de los Rams que ha hecho un gran trabajo en las primeras dos semanas, necesita otro partido a tope como el del domingo pasado, en el cual registró 16 tacleadas y un fumble forzado en Philadelphia, por lo cual fue designado Jugador Defensivo de la Semana en la NFC. Los Bills son especialmente peligrosos cuando el quarterback Allen extiende las jugadas, lo que supone mucha atención de parte de los linebackers y la defensa en su conjunto.   

- El ala cerrada Tyler Higbee viene de un partido de tres touchdowns para confirmar que es uno de los jugadores más peligrosos y efectivos de los Rams y de la NFC. Higbee puede tener otro día destacado en el juego en Buffalo debido a que tres linebackers de los Bills, dos de ellos titulares, tienen problemas de lesiones.

- Jared Goff ha dirigido el ataque carnero de manera casi impecable hasta ahora, pero la defensa de los Bills es mejor que la de Cowboys y Eagles. Por eso es importante que el quarterback, capturado solo dos veces en 2020, no retenga mucho el ovoide en sus manos y siga habiendo mucho movimiento de los "playmakers" de L.A. para abrir el campo.

Reporte de lesionados

La mayor atención de los Rams estará puesta en la posición de guardia izquierdo, donde David Edwards abrirá en lugar del lesionado Joe Noteboom, quien esta semana fue colocado en la reserva de lesionados por un problema de la pantorrilla. Edwards inició 10 juegos como novato en 2019 luego de que Noteboom quedó fuera de acción. 

Por otra parte, el corredor novato Cam Akers no jugará el domingo debido a la lesión de costillas que sufrió la semana pasada en Philadelphia. Pero Malcolm Brown está bien de una lesión del dedo y seguramente abrirá el partido. Y el esquina Darious Williams, quien logró un crucial pase interceptado frente a los Eagles, está en duda (cuestionable) por una lesión del tobillo.  

En cuanto a los Bills, tres jugadores han sido descartados: el corredor novato Zack Moss (dedo del pie), el ala cerrada Dawson Knox (conmoción cerebral) y el linebacker Del'Shawn Phillips (cuadríceps). Más importante es que los linebackers titulares Tremaine Edmunds (hombro) y Matt Milano (corva) están en duda tras perderse el partido de la semana anterior.

McVay en septiembre

Desde que Sean McVay es el entrenador, los Rams han sido un equipo ganador en el mes de septiembre. El triunfo de la semana anterior contra los Eagles (37-19) aseguró que L.A. tenga marca positiva al final del mes en curso. Pero obviamente es mejor terminar 3-0 que 2-1.

En 2017, el primer año de McVay al frente, los Rams cerraron septiembre con récord de 2-1. En la siguiente campaña se fueron perfectos con 4-0. Y hace un año tuvieron 3-1. Es decir que McVay ha entregado una impresionante marca de 11-2 en septiembre.

Además, los Rams tienen un récord perfecto de 5-0 en la era McVay en partidos jugados en la Costa Este que comenzaron a las 10 am hora del Pacífico, como será el caso este domingo. En esos juegos Los Ángeles siempre llegó a 30 puntos anotados: 51-17 a NY Giants en 2017, 30-16 a Detroit en 2018, 30-26 a Carolina y 37-10 a Atlanta en 2019, y 37-19 a Philadelphia en 2020.

Novato de impacto

Van Jefferson rápidamente ha tenido impacto en la ofensiva de los Rams. El receptor abierto seleccionado en la segunda ronda realizó 4 atrapadas para 45 yardas contra Philadelphia, una semana después de haber debutado en la NFL con una recepción espectacular de 31 yardas contra Dallas. "Solo estoy aprendiendo cada día, tratando de ser el mejor jugador posible", dijo esta semana Jefferson, dándole crédito a los veteranos Copper Kupp, Robert Woods y Josh Reynolds por ayudarle mucho en el proceso de convertirse en profesional.

El hijo de Shawn Jefferson, quien jugó en la NFL como receptor entre 1991 y 2003 y que ahora es coach en el staff de los New York Jets, dijo que entrenar todos los días en contra uno de los mejores esquinas de la liga como lo es Jalen Ramsey le ayuda a crecer como receptor: "Cuando viene a decirme durante las prácticas que debo mejorar eso significa mucho para mí; él no tiene necesidad de hacer eso, pero creo que es uno de los mejores compañeros que he tenido".

Los antecedentes

El juego será el primero en la carrera de Jared Goff contra los Bills, que en la temporada de 2016 visitaron a los Rams en Los Ángeles y ganaron 30-19, pero Goff todavía era suplente. La serie histórica favorece a Buffalo por 7-5, aunque la última vez que estos equipos se enfrentaron en la ciudad neoyorquina ganaron los Rams por 15-12 en el año 2012.

Related Content

Advertising