Controvertida interferencia de pase arruina una épica voltereta de los Rams

Si las derrotas con sabor a victoria existen, entonces los Rams obtuvieron una de ésas el domingo en su visita a Buffalo.

Los Rams remontaron una desventaja que llegó a ser de 25 puntos en el tercer periodo con un furioso rally que cerca estuvo de ser histórico, pero los Bills prevalecieron por 35-32 gracias a un touchdown faltando 15 segundos.

La diferencia del emocionante juego de la Semana 3 fue una polémica decisión de los oficiales que le dio nueva vida a Buffalo, al marcarse interferencia de pase en la yarda 3 luego de un pase incompleto en cuarta oportunidad.

La reacción

Los Rams, que perdieron lo invicto, se fueron abajo en el marcador 28-3 luego del touchdown de Stefon Diggs en pase de 4 yardas de Josh Allen restando 8:05 minutos del tercer cuarto. En ese momento, los Bills le estaban aplastando a L.A.

Pero a partir de ese momento los Rams empezaron a carburar en su ataque: pases de Jared Goff a Cooper Kupp y Gerald Everett pusieron la mesa para una jugada personal de Goff desde la yarda 1 para el primer touchdown de su equipo. El marcador se puso 28-10, aunque el camino de regreso aún era largo.

En la siguiente serie de Buffalo, un largo pase de Allen pareció ser atrapado por el ala cerrada Tyler Kroft sobre la yarda 41 de L.A., sin embargo, el safety John Johnson III le arrebató el balón a Kroft en el proceso de completar la jugada y los oficiales marcaron pase interceptado. Tres jugadas después, Goff encontró con un pase corto a Robert Woods, quien de regreso a la ciudad en la que jugó sus primeras cuatro temporadas recorrió 25 yardas para acercar a los Rams 28-17 restando 2:52 minutos del tercer periodo.

El dominio de los Rams fue muy evidente en su siguiente serie, cuando a pesar de iniciar en su propia yarda 3 recorrieron el campo con un Goff en ritmo que encontró a Woods para 32 yardas y enseguida a Kupp para 16 y un nuevo touchdown. Los Ángeles se acercaba 28-25 al lograr la conversión en pase a Tyler Higbee faltando 10:34 minutos del último cuarto.

Buffalo intentó reponerse en la siguiente posesión, pero la segunda captura de quarterback en la serie para Aaron Donald provocó un fumble de Allen y el propio tackle defensivo recuperó en la yarda 48. Además, el quarterback de los Bills fue castigado con conducta antideportiva y entonces Goff tuvo el balón de regreso en la 37 de Buffalo a la mitad del periodo.

Una recepción de 23 yardas de Josh Reynolds ayudó a los Rams a aproximarse y más adelante Darrell Henderson, quien dio un gran partido, anotó desde la yarda 1 para darle la ventaja a su equipo: 32-28 restando 4:30.

Nunca en su larga e ilustre historia los Rams habían remontado tantos puntos. Pero aún quedaba mucho partido.

El desenlace

La notable remontada de Los Ángeles fue conseguida gracias a un ataque imparable en la segunda mitad, a dos robos de balón, pero también a que la defensa angelina hizo ajustes y elevó su intensidad tras una primera mitad en la que parecía que el horario matutino en la Costa Este le estaba afectando.

Para asegurar el improbable triunfo, la defensa de los Rams necesitaba detener una vez más a Buffalo y estuvo muy cerca de lograrlo en dos ocasiones, pero los Bills primero convirtieron una 3a. oportunidad y 22 yardas por avanzar en su propio territorio, y más adelante en 3a. y 25 desde la 30 de Los Ángeles el receptor Diggs atrapó un pase hasta la yarda 13. 

En 4a. y 8 restando solo 25 segundos, el pase de Allen por el lado izquierdo del campo cayó incompleto en la zona de anotación. Sin embargo, el oficial de esa banda tiró el pañuelo por interferencia de pase del esquina Darious Williams sobre el receptor Gabriel Davis.

Los Rams reclamaron la marcación porque el contacto entre Williams y Davis pareció ser iniciado por ambos jugadores, además de que en las repeticiones no se apreció que el defensivo hubiera sujetado al receptor. Incluso algunos integrantes de los Rams alegaban que el envío era inatrapable.

"Fue la marcación incorrecta", afirmó John Johnson. "No podemos culpar de la derrota a una sola jugada, pero no pienso que haya sido una interferencia de pase".

No hubo mayor revisión y en la siguiente jugada desde la yarda 3 Allen flotó un pase al ala cerrada Kroft por encima del linebacker Micah Kiser para el touchdown que puso las cuentas finales de 35-32. Buffalo mejoró a 3-0.  

Nuestro quarterback

Jared Goff tuvo su tercer buen partido consecutivo en el arranque de la temporada. Completó 22 de 32 pases para 321 yardas, dos pases de TD, 1 interceptado y una carrera de anotación. Goff valoró al final que su equipo respondió ante la adversidad: "Pienso que esa es la cosa más importante que te llevas de esto. Al final del día, creo que aprendes que nunca estamos fuera del partido, no importa la situación que sea, el juego que sea, o contra quién estemos jugando".

Por su parte, el quarterback de los Bills, Josh Allen, completó 24 de 33 para 311 yardas, 4 pases de TD, 1 interceptado y una carrera de anotación en un gran duelo de dos mariscales californianos.

Los destacados

Los Rams abrieron con un distinto corredor por tercera semana luego de que en la primera semana inició Malcolm Brown y en la segunda Cam Akers. Esta vez fue Darrell Henderson y el jugador de segundo año posiblemente fue el mejor hombre de su equipo al acumular 114 yardas en 20 acarreos y un touchdown. Henderson desplegó su típica rapidez, pero también corrió con garra y mostró que es capaz de conseguir yardas difíciles por dentro de los tackles.  

Cooper Kupp fue el receptor más activo en la remontada de los Rams, terminando con 9 atrapadas para 107 yardas y un touchdown. Fue el noveno juego de 100 yardas para él en la NFL, pero el primero desde la semana 8 de la temporada anterior cuando tuvo 220 frente a Cincinnati en Londres.

Aaron Donald tuvo dos capturas de quarterback, incluyendo una en la que provocó y recuperó un fumble. De hecho, el No. 99 pudo haber tenido una captura más en el boxscore al detener atrás a Josh Allen en el tercer periodo, pero la jugada fue anotada como un intento de carrera con pérdida de yardaje.

The Los Angels Rams are in Buffalo to face the Bills for Week 3 on the road. Check out the game photos!

Septiembre ganador

A pesar de la dolorosa derrota en Buffalo, los Rams (2-1) terminarán septiembre con récord positivo por cuarta temporada seguida desde que Sean McVay es el entrenador en jefe. Esta fue la primera derrota de los Rams de McVay en partidos en la Costa Este en horario de las 10 am PT. 

Los Ángeles estuvo muy cerca de completar la tercera mayor remontada de la historia de la NFL en temporada regular. Fue sobre la misma cancha en la que los Bills firmaron la mayor remontada de todos los tiempos al reponerse de un déficit de 32 puntos para vencer a Houston en los playoffs de la campaña de 1992.

La frase

"Amo este equipo. No vamos a poner ninguna excusa. Vamos a usar esto como una oportunidad de mirar al frente y seguir mejorando"

Sean McVay

Entrenador en jefe de los Rams

Lo que viene

Tras jugar en semanas consecutivas en la Costa Este con saldo de 1-1, los Rams regresan al SoFi Stadium en la Semana 4 para recibir a los NY Giants, que tienen marca de 0-3 luego de ser apaleados 36-9 por San Francisco. El kickoff será el domingo 4 de octubre a las 1:05 pm PT.

Related Content

Advertising