Donald y los Rams opacan el milagroso retorno de Smith en triunfo sobre Washington

Jared Goff lanzó dos pases de touchdown y corrió para otro y Aaron Donald lideró a una feroz defensa que acumuló ocho capturas de quarterback, para que los Rams vencieran a domicilio al equipo de Washington 30-10 el domingo en la Semana 5 de la temporada.

Con el convincente triunfo, Los Ángeles completó la barrida de la División Este de la NFC (antes ya había ganado contra Dallas, Philadelphia y NY Giants). De hecho, los Rams (4-1) tienen el mismo número de juegos ganados que toda esa división (4-15).

El partido jugado bajo la lluvia en la capital del país marcó el retorno a la cancha del quarterback Alex Smith, quien relevó al abridor Kyle Allen temprano en el partido debido al protocolo de conmoción cerebral. Smith estuvo a punto de perder la pierna derecha debido a una grotesca fractura sufrida hace dos años sobre la misma cancha del FedEx Field.

Defensa apabullante

Washington (1-4) sorprendió brevemente al final del primer periodo al irse arriba 7-6 luego de anotar en su segunda serie en carrera de 7 yardas del quarterback Allen. Pero a partir de ese momento la defensa de los Rams dominó y apabulló a Washington con tan solo un gol de campo permitido en las siguientes 11 posesiones.

Aaron Donald abusó toda la tarde de la línea ofensiva del equipo local, específicamente del guardia izquierdo Wes Martin, y para cuando el partido finalizó había sumado 4 capturas de quarterback en su cuenta, tres de ellas sobre Alex Smith. 

Donald, que empató su récord personal de derribes en un juego logrado en octubre de 2018 contra San Francisco, llegó a 7.5 en esta temporada y lidera la liga (Myles Garrett de Cleveland le sigue con 6).

La defensa de Los Ángeles, que venía de un buen juego contra los Giants, limitó a Washington a 108 yardas totales.

Alex de leyenda

El partido será históricamente recordado por el regreso de Alex Smith, quien para poder salvar la pierna y volver a jugar en la NFL tuvo que ser operado 17 veces en una cruenta pero decidida lucha para el exquarterback de 49ers y Chiefs, quien ya tiene 36 años de edad. 

Cuando ingresó al campo en relevo de Allen -quien se había llevado un golpe en la cabeza en una fuerte colisión con Jalen Ramsey en el segundo periodo-, Smith consumó un retorno monumental como atleta y como competidor. No hubo fans en el estadio, pero su esposa e hijos lo ovacionaron desde la tribuna, mientras compañeros y rivales lo reconocían.

El asedio de la defensa de los Rams y en particular las capturas de Donald sirvieron para probar que la pierna de Smith está bien. Concluyó el partido con 9 pases completos de 17 intentos para 37 yardas. Su mera presencia en el campo fue todo un milagro.

Nuestro quarterback

Jared Goff inició el partido en buen ritmo al completar sus primeros 10 pases y acabó con 21 de 30 para 309 yardas. En el inicio del segundo periodo, localizó a Robert Woods con un pase flotado que el receptor atrapó para escaparse 56 yardas pegado a la banda, poniendo a Los Ángeles arriba 13-7. 

En la siguiente serie ofensiva de los Rams, Goff completó un pase de 40 yardas con el ala cerrada Gerald Everett y poco después anotó en carrera desde la yarda 2 al darse cuenta que no tenía receptor libre para aumentar la ventaja a 20-7. Los Rams aseguraron el triunfo con el pase de Goff al corredor Darrell Henderson para anotación de 11 yardas en el cuarto periodo. Esa serie fue impulsada por un pase de 29 yardas a Josh Reynolds.

Goff amaneció el lunes en el quinto lugar de la NFL con un 71.7.% de pases completos y décimo en yardas con 1,372.

La frase

"En verdad no es solo una de las cosas más asombrosas que hayamos visto, sino una de las cosas más asombrosas en la historia del football: que él esté de regreso de esa lesión"

Jared Goff

Acerca del retorno del QB Alex Smith

Otros destacados

Aaron Donald no fue el único defensivo que causó estragos sobre la cancha mojada en Washington. Troy Reeder, el linebacker interior que en base a trabajo se ha ido ganando la confianza del equipo, abrió como titular en lugar del lesionado Micah Kiser y tuvo el mejor juego de su carrera con 3 capturas de quarterback entre sus 10 tacleadas. Reeder, de 26 años y egresado de la Universidad de Delaware, no tenía captura como profesional hasta antes de su memorable partido del domingo. "Me preparo cada semana como si fuera a estar en el juego", dijo Reeder, quien con esto seguro estará en más partidos.

Darrell Henderson abrió el partido con una carrera de touchdown de 1 yarda y lo acabó con una recepción de 11 yardas para otro TD. El corredor de segundo año tuvo 38 yardas en 15 intentos por la vía terrestre y 3 atrapadas para 30 yardas mostrando su versatilidad. Por cierto, el corredor novato Cam Akers reapareció y lo hizo bien con 61 yardas en 9 intentos.

El ala cerrada Gerald Everett, que una semana antes anotó en una carrera, tuvo una buena actuación con 4 recepciones para 90 yardas, la mayoría de ellas después del primer contacto defensivo.

Johnny Hekker aportó en los equipos especiales con 5 patadas de despeje, poniendo 4 de ellas dentro de la yarda 20 de Washington, que tuvo que empezar las siguientes series en las yardas 11, 6, 8 y 7.

El dato

Los Rams mejoraron su impresionante racha ganadora en partidos en los que se van al medio tiempo con ventaja. Desde 2017, el primer año de Sean McVay en el equipo, L.A. tiene récord de 29-0 cuando está arriba en el intermedio.

Lo que viene

Los Rams, que se mantienen un juego atrás de Seattle (5-0) en la División Oeste, comenzarán sus duelos divisionales este domingo al visitar a San Francisco en encuentro de Sunday Night Football (5:20 pm PT/NBC). Los 49ers están con marca de 2-3 tras haber sido sorprendidos y maltratados en su propio estadio por Miami 43-17. Jimmy Garoppolo reapareció como quarterback, pero no jugó bien y fue enviado a la banca.

The Los Angeles Rams are in D.C. to take on the Washington Football Team for a Week 5 battle in the Beltway.

Related Content

Advertising